La Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real ha condenado a un hombre de 25 años, identificado como I.B. y de nacionalidad rumana, a un año y medio de cárcel por un delito contra la salud pública tras ser detenido con pequeñas cantidades de cocaína y hachís.

La pena se recoge en una sentencia de conformidad, a la que ha tenido acceso Europa Press, que recoge el acuerdo alcanzado entre las partes en la vista oral y que también establece el pago de una multa de 276 euros.

En la resolución judicial se dan como hechos probados que sobre las 4.30 horas del día 15 de septiembre de 2009, el acusado fue interceptado en la localidad de Piedrabuena, por agentes de la Guardia Civil.

En el posterior registro, se le intervinieron nueve bolsitas de una sustancia blanquecina que, posteriormente analizada resultó ser cocaína, con un peso neto de 4,32 gramos y seis bellotas de hachís, con un peso neto total de 60,13 gramos, así como una báscula electrónica de precisión.

Las sustancias intervenidas al acusado estaban destinadas a su venta a terceras personas, venta para la que se servía de la balanza de precisión, lo que le hubiera reportado unos beneficios de 260,40 euros por la cocaína y 292,23 euros por el hachís.