Mohamed Morsi y Ahmed Shafiq disputarán la segunda vuelta de las presidenciales egipcias

  • Morsi quedó primero, seguido por Shafiq, en la primera vuelta de los comicios, que se celebró los pasado 23 y 24 de mayo.
  • La segunda vuelta de las elecciones está prevista los próximos 16 y 17 de junio.
  • Un grupo ha asaltado y prendido fuego a las oficinas de Shafiq.
  • PERFILES: Morsi, el islamista; Shafiq, el representante del antiguo régimen.
Una mujer egipcia deposita su voto en un colegio electoral.
Una mujer egipcia deposita su voto en un colegio electoral.
Andre Pain / EFE

El islamista Mohamed Morsi, candidato de los Hermanos Musulmanes, y el ex primer ministro Ahmed Shafiq, disputarán la segunda vuelta de las elecciones presidenciales egipcias, prevista para los próximos 16 y 17 de junio, según los resultados oficiales difundidos este lunes.

En una rueda de prensa en El Cairo, la Comisión Suprema Electoral Presidencial anunció que Morsi quedó primero, seguido por Shafiq, en la primera vuelta de los comicios, que se celebró los pasados 23 y 24 de mayo. Morsi logró 5.764.952 votos (un 24,4%), mientras que Shafiq, último primer ministro de la era del presidente Hosni Mubarak (1981-2011), se colocó a escasa distancia con 5.505.327 sufragios, un 23,3%.

En tercer puesto se situó el izquierdista Hamdin Sabahi, la gran sorpresa de las elecciones, que obtuvo un 20,4% de los votos.

Mientras, los que en un principio se perfilaban como favoritos, el islamista moderado Abdelmoneim Abul Futuh y el ex secretario general de la Liga Árabe Amro Musa, quedaron relegados a un cuarto y quinto lugar, con un 17,2% y un 10,9% de los sufragios, respectivamente.

El presidente de la Comisión Electoral, Faruq Sultan, dijo que la participación fue de un 46% en la primera ronda a la que estaban llamados a votar unos 50 millones de egipcios y minimizó la importancia de las irregularidades cometidas durante los comicios. Sultan reconoció que hubo errores durante el recuento de los votos pero que no afectaron al proceso electoral. Además, recordó que ha desestimado los recursos presentados por cuatro candidatos sobre supuestas irregularidades en la primera vuelta tras culminar el recuento de los votos y haber verificado su validez.

Los resultados anunciados coinciden con los extraoficiales difundidos desde el inicio del recuento de sufragios tanto por las campañas electorales de los distintos aspirantes como por los medios de comunicación egipcios. De esta forma, en la segunda vuelta de las primeras presidenciales tras la revolución, se enfrentarán un islamista y un representante del antiguo régimen de Mubarak.

Queman la oficina de Shafiq

Antes de terminar este lunes, un grupo de manifestantes ha asaltado y prendido fuego a las oficinas de Shafiq en un barrio de El Cairo, según fuentes de la seguridad egipcia. Los manifestantes irrumpieron en la sede electoral del candidato presidencial para protestar contra el resultado de los comicios.

Hasta la zona se han desplazado equipos de Bomberos para tratar de extinguir las llamas, así como simpatizantes de Shafiq que han querido mostrar su apoyo al ex primer ministro, ha informado el periódico 'Al Ahram'.

Las fuerzas de seguridad ya han arrestado a varias personas como sospechosas de iniciar el fuego, que se habría producido tras un asalto a las oficinas.

Un testigo de los hechos, Ahmed Shehata, relató que unas doscientas personas llegaron a la sede, una villa ubicada en el barrio residencial de Dokki, y lanzaron cócteles molotov contra las oficinas.

Fuentes de seguridad confirmaron esa información y añadieron que la turbamulta destruyó los equipos y el material de la sede de Shafiq, que es considerado por algunos sectores de la población como un "fulul" (remanente del antiguo régimen).

Posteriormente, tras el ataque, hasta el lugar se desplazaron decenas de curiosos y manifestantes que expresaron su apoyo al exprimer ministro de Mubarak y gritaron consignas contra el grupo de su rival en la segunda vuelta como "Abajo con la cúpula de los Hermanos Musulmanes" o "El pueblo quiere a Shafiq como presidente".

El seguidor de Shafiq Hosam Duidar consideró en declaraciones que "no es democrático atacar a quien no te gusta, ya que todas las voces tienen que ser respetadas".

Otro de los manifestantes pro Shafiq, Mohamed Amer, auguró próximos ataques similares, debido a que -en su opinión- hay una democracia incipiente en Egipto y todavía "la gente no está acostumbrada" a ella.

En paralelo a estos actos, un millar de personas se ha concentrado en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas que acabaron con la presidencia de Mubarak en febrero de 2011, para protestar contra los resultados de los comicios, así como en la ciudad mediterránea de Alejandría.

En Tahrir, se vivieron momentos de gran tensión cuando un grupo de desconocidos comenzó a arrojar piedras a los manifestantes, que respondieron también a pedradas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento