El rector de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Juan Juliá, ha expresado este viernes su "alegría" porque se haya "retomado la senda del diálogo y del respeto mutuo" entre el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y los rectores de las universidades españolas.

Juliá ha realizado estas declaraciones tras la firma de un convenio con la Asociación del Club de Jefes de Cocina y Repostería de la Comunitat Valenciana (ACEJCV), al ser preguntado por el nuevo Consejo de Universidades que el ministro Wert ha convocado para el próximo 1 de junio, después de que este semana los rectores le plantaran porque en el orden del día no se incluía el debate sobre el decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto en el ámbito educativo.

"Sentimos que se haya producido este hecho, que la verdad es que es un hecho sin precedentes en la democracia española, el que los rectores nos viéramos obligados a tomar la decisión, por unanimidad de universidades públicas y privadas, de no acudir al Consejo de Universidades", ha manifestado.

Así, ha explicado que era la primera convocatoria a la que les citaba Wert tras seis meses al frente del Ministerio y lo hacía diez días después de que los 59 rectores, atendiendo al reglamento del Consejo de Universidad, le hubieran solicitado que convocara un Consejo Extraordinario para tratar la aplicación del Real Decreto de medidas de ajuste relativas a tasas y situación del profesorado. No obstante, el ministro convocó un Consejo Ordinario pero sin incluir ese punto en el orden del día, ha lamentado Juliá.

"Esa fue la razón que todo el mundo tiene que entender y evidentemente no es nada agradable" pero ahora, le "alegra muchísimo el haber retomado la senda del diálogo y del respeto mutuo" y que el Ministerio se haya comprometido a un Consejo Ordinario en el que se tratarán los asuntos de trámite y un Consejo Extraordinario para tratar de forma monográfica "este importante punto que tanto preocupa a las universidades".

Asimismo, ha aclarado que "la voluntad" de los rectores es de "colaborar a la mejor aplicación" del citado Decreto. "No se trata de impedir ni mucho menos la capacidad legislativa que corresponde al Gobierno" que tiene "toda la legitimación legislativa", pero como responsables de las instituciones académicas, "tenemos la obligación de defender la forma y manera en que ese Decreto pueda ser aplicado en beneficio de la sociedad", ha puntualizado.

En este sentido, ha considerado que "hay mucho territorio para la mejora" ya que, en su opinión, el Real Decreto "técnicamente es manifiestamente mejorable" y aunque podría discutir e incluso apoyar en algunos términos los principios orientadores del mismo, en cuanto a "ajustes" o "que se tenga que trabajar en líneas de mejora de las universidades", algo en lo que se ha mostrado "totalmente de acuerdo", ha querido subrayar que "cómo hacerlo es lo que tenemos que debatir entre todos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.