El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido este viernes que cuadrar las cuentas en Galicia supone "sacrificios" de todos, pero ha subrayado que tener una hacienda pública saneada también acarrea "beneficios", que se concretan en, entre otras, la puesta en marcha de escuelas infantiles.

Así lo ha remarcado en una acto después de visitar la escuela infantil recientemente abierta en la localidad coruñesa de O Pino, localidad próxima a Santiago de Compostela. De hecho, se trata de la primera escuela en este municipio y la segunda de la comarca de Arzúa.

Durante su intervención, Feijóo ha remarcado que la política "rigurosa" que lleva a cabo el Gobierno gallego desde que asumió la responsabilidad hace tres años ha permitido seguir una política social, lo cual, se ha explicitado en la apertura "de 37 nuevas escuelas infantiles" en los últimos tres años, "casi una por mes". También ha permitido, ha señalado, contar con 2.400 nuevas plazas públicas infantiles en este periodo, un 44 por ciento más que hace tres años.

"Soy consciente del sacrificio de todos por cuadrar las cuentas públicas, pero también soy consciente de los beneficios que supone el saneamiento de la hacienda autonómica, y hoy están concretados en la apuesta del Gobierno en escuelas infantiles", ha manifestado en su intervención, que estuvo precedida por la breve alocución del alcalde de O Pino, Manuel Taboada Vigo, quien agradeció la visita y la infraestructura, una "vieja demanda" de este municipio.

Para Feijóo, en un contexto en que se acredita que Galicia es la comunidad "con menos déficit" de toda España, ahora se empieza "a recoger los frutos de esa política" y a "recoger el trabajo hecho de los últimos tres años".

Compromiso servicios sociales

El presidente gallego ha mostrado su "satisfacción" por poder poner en funcionamiento este servicio público en un ayuntamiento que crece. "En un momento en que la gran discusión es si somos capaces o no de mantener lo que tenemos, quiero trasladar un mensaje de que aquí en Galicia no sólo mantenemos, sino que intentamos incrementar lo que teníamos al principio de la legislatura", ha expresado Feijóo.

Ha reivindicado, de este modo, que "mejorar la prestación de servicios públicos, preservar los servicios públicos, sigue siendo un objetivo del Gobierno de la Xunta de Galicia". "Y por eso, de cada cada cuatro euros, tres se dedican a los servicios públicos sanitarios y sociales", ha añadido.

Así las cosas, en esta legislatura se han abierto 37 escuelas infantiles y, en este momento, existen 17.600 plazas financiadas con fondos públicos.

Feijóo también ha explicado la novedad introducida en el cheque infantil, que cuenta este año con "un 11 por ciento más de dotación presupuestaria". Concretamente, ahora se abonará la cuantía directamente a los padres y madres de los menores, lo que permite "libertad" de elección de la escuela infantil.

Los yogures,

"los juguetes de la crisis"

El presidente gallego, acompañado de la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, visitó las instalaciones de la escuela de la Red Galiña Azul, y saludó a profesores y niños de la escuela que permanecían en sus aulas con sus actividades diarias.

Durante la visita, Feijóo constató que "las niñas" parecían "más maduras" que los niños, ya que las veía "más tranquilas", a lo que algunos de los técnicos en educación infantil explicaban que todavía hay niños en proceso de "adaptación".

El presidente también se fijó en los juguetes y en objetos que los niños tenían en un cesto y, en concreto, en la presencia de vasos de yogur vacíos y limpios. "Son los juguetes de la crisis", bromeó.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.