El vicepresidente y conseller de Presidencia de la Generalitat, José Císcar, ha señalado este viernes que el Gobierno valenciano "respeta" la decisión del Claustro de la Universitat de València de pedir al Gobierno central y a la Generalitat la congelación de las tasas.

No obstante, el también portavoz del Consell ha destacado que "todo el mundo a estas alturas sabe por qué están tomándose estas medidas". Al respecto, ha subrayado que la situación actual es de "emergencia económica".

Císcar, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell y preguntado por la valoración de la Generalitat por la decisión del Clautro de la UV, ha explicado que en la Comunitat los alumnos universitarios pagan el 15 por ciento del coste de su curso. "Lo que hacemos —ahora— es incrementarlo al 20 por ciento y penalizar a los alumnos repetidores", ha señalado.

Según el vicepresidente valenciano, el Consell busca premiar "el esfuerzo, el rendimiento, que un alumno trabaje" y se "penaliza" a quienes "consumen más recursos públicos".

Incremento en becas

Asimismo, ha hecho hincapié en que el Gobierno valenciano ha hecho "un esfuerzo muy importante" en becas universitarias. En este sentido, ha indicado que en el Presupuesto de la Generalitat para 2012 la cuantía para becas universitarias era de 1.950.000 euros, mientras que para el curso 2012-213 se destinarán 16,6 millones de euros.

De este forma, se busca "garantizar que ningún alumno universitario que quiera estudiar, que pueda estudiar y que tenga rendimiento para poder sacar una carrera universitaria se quede sin poder estudiar por falta de recursos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.