El fin de semana comenzará con la llegada de nubosidad al noroeste a partir del viernes por la tarde, que dejarán precipitaciones débiles a moderadas y "seguramente" tormentas dispersas, algunas con carácter fuerte, e intervalos nubosos en las zonas montañosas de la mitad norte peninsular, con alguna tormenta débil, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, ha explicado que en el resto de la Península y Baleares los cielos estarán poco nubosos o despejados, quizá con alguna nube media o alta, y que las temperaturas ascenderán en el cuadrante noreste y descenderán en el tercio occidental peninsular, siendo esta bajada de los termómetros de carácter "notable" en Galicia.

Además, ha señalado que el sábado el oeste de Galicia y los Pirineos registrarán precipitaciones débiles o moderadas y que podrái haber alguna tormenta. En el resto del tercio norte, es posible que haya nubes de evolución y algún chubasco o tormenta débil, mientras que en el resto de la Península y Baleares los cielos estarán despejados y se producirá algún intervalo de nubes.

En el cuadrante noroeste, este sábado descenderán las temperaturas, sobre todo en el interior peninsular y Castilla y León y algún punto del norte.

Ya el domingo, las lluvias débiles a moderadas afectarán al oeste de Galicia y de forma más débil y dispersa podrían extenderse al resto del noroeste. En los Pirineos se esperan chubascos de evolución con alguna tormenta débil o moderada. En el resto, se prevé un tiempo en general poco nuboso y con temperaturas en descenso ligero a moderado en el tercio este y en ascenso en el tercio oeste y Cantábrico.

El portavoz de la AEMET ha indicado que en Canarias, este fin de semana los cielos estarán nubosos en el norte de las islas y poco nuboso en el sur del archipiélago, donde dominará el régimen de alisios.

Lluvias débiles

Lomas ha manifestado que la semana comenzará con chubascos localmente moderados en los Pirineos y con tendencia a cielos nubosos, sobre todo en Galicia y el cuadrante noroeste peninsular, donde existe la posibilidad de que se registren algunas precipitaciones débiles, igual que en el Sistema Ibérico. Asimismo, en el resto de la Península y Baleares tendrán cielos poco nubosos, y las temperaturas subirán de manera ligera a moderada (2 a 6 grados centígrados) en la mitad oeste y sin cambios en la mitad oeste.

Mientras, el resto de la semana, según el portavoz de la AEMET, la tendencia apunta a que en el extremo norte, desde el martes y miércoles puede haber nubosidad y posibles precipitaciones, especialmente en Galicia. En el resto de España "no se espera nada importante, ya que los cielos estarán poco nubosos y en Canarias dominará el régimen de alisios".

Respecto a las temperaturas, ha dicho que se prevé que entre el martes y el miércoles los termómetros tiendan a subir progresivamente y rozarán los 30 grados centígrados. Es decir que, según ha apuntado, tras los descensos del fin de semana, los termómetros se irán recuperando progresivamente y se situarán en valores "ligeramente superiores a los normales para estas fechas".

En este contexto, Lomas ha agregado que de momento no se puede decir que el tiempo veraniego se haya instalado de forma estable en España, porque habitualmente se producen borrascas en la primera quincena de junio, un mes al que ha definido de "transición" porque puede tener algún frente que roce el noroeste o alguna vaguada poco activa podría tocar España, dejando algo de lluvia.

Asimismo, ha precisado que los termómetros este jueves llegaron a 36,3 grados centígrados en Sevilla; 35 grados centígrados en Sevilla-aeropuerto; 35,4 grados centígrados en Córdoba; 34,7 grados centígrados en Badajoz y Mérida; 32 grados centígrados en Zaragoza; 31,4 grados centígrados en Madrid (Ciudad Universitaria); 29,7 grados centígrados en Valladolid; 27,4 grados centígrados en Alicante; 26,8 grados centígrados en Santa Cruz; 24,4 grados centígrados en Gran Canaria-aeropuerto; 23,7 grados centígrados en Valencia; 21,6 grados centígrados en Santander aeropuerto y 17,2 grados centígrados en Santander capital. En cuanto a las lluvias, ha precisado que este jueves se recogieron 7,6 litros por metro cuadrado en Lérida.

Balance hídrico

Por otro lado, Lomas ha explicado que entre el 16 y el 22 de mayo las lluvias escasearon en general en toda España, menos los días 19 y 20, cuando en San Sebastián se acumularon un total de 105 litros por metro cuadrado; 97 litros por metro cuadrado en Igueldo; 64 litros por metro cuadrado en Pamplona; 63 litros por metro cuadrado en Santander y 60 litros por metro cuadrado en Bilbao.

Así, ha dicho que el balance hídrico del actual año hidrológico (1 de octubre de 2011 a 30 de septiembre de 2012) acumula, hasta el 22 de mayo, un valor real de precipitaciones de 340 litros por metro cuadrado, un 33 por ciento menos que el valor normal (505 litros por metro cuadrado) para esta fecha.

En cuanto a la distribución, ha añadido que la mayor parte de España presenta déficit de lluvias, excepto en zonas del Alto Ebro, puntos de Cataluña, y del norte y sur de la Comunidad Valenciana, así como en zonas de Ibiza y el sur de Baleares, donde ha llovido más de lo normal.

Por el contrario, se mantienen en un déficit del 25 por ciento la mayor parte de España, donde han llovido un 75 por ciento de lo habitual. Por debajo del 50 por ciento, ha llovido en el cuadrante suroeste y ha acotado que el déficit de precipitaciones es "especialmente acusado" en Canarias, donde las lluvias no llegan ni al 25 por ciento de lo normal, es decir que presentan un déficit de más del 75 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Toledo.