Los trabajadores (unos 70) de la empresa de autobuses Rubicar de Toledo han iniciado este viernes una nueva huelga indefinida y se han concentrado ante las puertas de su empresa durante dos horas, desde las 10.00 hasta las 12.00 del mediodía.

Los trabajadores, que ya estuvieron en huelga el pasado mes de enero para denunciar los impagos salariales que estaban sufriendo, acumulan de nuevo hasta cinco mensualidades impagadas, ha informado en nota de prensa el sindicato.

La empresa, a su vez, responsabiliza al Gobierno regional de que no paga los servicios de transporte (fundamentalmente escolar) concertado con Rubicar.

"El malestar de la plantilla se ha agravado porque la empresa ha pretendido engañar a algunos trabajadores entregándoles talones sin fondos", han denunciado desde el sindicato.

Consulta aquí más noticias de Toledo.