Perro de Ikea
La polémica fotografía AGENCIAS

Es uno de los temas 'calientes' en los blogs de EEUU: ¿Qué es ese apéndice que le cuelga al perro del catálogo de Ikea?

En la fotografía que abre la nueva campaña de la popular tienda sueca aparece una familia distendida y feliz en un sofá. Junto a ellos, un perro tumbado muestra un extraño apéndice, muy parecido a un pene humano.

El 'colgajo' del animal ha provocado un intenso debate en la blogosfera, como recoge Menéame: ¿Pierna o genitales? Decenas de bitácoras en Estados Unidos y Canadá comentan con incredulidad e ironía cómo el perro de Ikea luce con orgullo un apéndice genital más grande que el de la mayoría de los humanos.

Tanto ruido han hecho que Debbie McDowell, responsable de comunicaciones de Ikea en Canadá, ha intervenido en el debate para asegurar que "lo que muestra la fotografía es, sin ninguna duda, la pata del perro, y nada más".

Lo que muestra la fotografía es la pata del perro

También afirma la imposibilidad de que el polémico trozo de carne sea producto de una malévola manipulación fotográfica. Según McDowell, la fotografía fue realizada en Suecia, donde todos los catálogos se compilan al mismo tiempo.

Repercusión en la Red

6 millones de copias de los catálogos donde aparece la fotografía ya han sido distribuidos a Canadá, además de 175 millones al resto del planeta.

La peculiar fotografía, a la que algunos medios han bautizado como la "Salchicha Sueca" (Swedish Sausage), no ha tardado en convertirse en la "comidilla" de cientos de blogs y foros.

La fotografía se ha convertido en la protagonista de cientos de blogs y foros de Internet.

En Ikea prefieren "quitarle hierro" al asunto. "Hemos recibido un puñado de llamadas de clientes preguntándonos por la fotografía, pero, personalmente, sólo he contestado a dos.[...] La fotografía es desafortunada, pero confiamos en que nuestros compradores sepan apreciar el contenido de las 364 fantásticas páginas de nuestro catálogo", concluye la responsable de Ikea Canadá.

No es la primera vez que el gigante sueco del mobiliario levanta ampollas con sus innovadoras campañas publicitarias. No hace mucho, fueron acusados de fomentar las familias homosexuales frente a las heterosexuales a raíz de un anuncio en el que aparecen dos hombres con una niña.