La junta directiva de la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (COEPA) ha aprobado este viernes la formulación de las cuentas del ejercicio 2006 y la reformulación de las de 2007 a 2010, en cumplimiento de la sentencia del juzgado número 7 de la ciudad, referida a la demanda presentada por la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Alicante (Fempa) sobre la contabilización de las subvenciones de capital para el Centro de Cualificación, sin esperar a la resolución definitiva del recurso presentado por la propia confederación.

La patronal alicantina ha señalado en un comunicado que el acuerdo adoptado por la junta directiva se ha aprobado por mayoría de 45 votos a favor contra seis negativos, de los cuales cuatro han correspondido a Fempa. Además, ha habido una abstención, la del secretario general de la Federación Alicantina de Comercio de la pequeña y mediana empresa (Facpyme), Francisco Rovira.

Por otra parte, la reunión también ha servido para ratificar la celebración el próximo 11 de junio de todas las asambleas para aprobar las cuentas apuntadas anteriormente de manera definitiva. La modificación consiste, fundamentalmente, en una reclasificación contable de las cuentas relativas a dichas subvenciones, sin que esto afecte sustancialmente a las masas contables de COEPA ni a su patrimonio neto actual.

Del mismo modo, la junta directiva ha analizado la situación económica de la Confederación, "que sigue siendo muy delicada a la espera de los pagos de la deuda de la Administración, que supera los siete millones de euros".

Consulta aquí más noticias de Alicante.