El fabricante de ordenadores Apple reemplazará cerca de 1,8 millones de baterías de portátiles fabricadas por la compañía japonesa Sony debido al peligro de sobrecalentamiento.

Las baterías son utilizadas en los modelos iBook y PowerBook con procesador G4 y según la comisión estadounidense de seguridad de productos, las computadoras fueron vendidas entre octubre de 2003 y agosto de 2006.

Según la comisión, se han documentado nueve incidentes de baterías que se calientan demasiado y dos de ellos han provocado quemaduras leves en los usuarios.

Hace una semana, Dell anunció el reemplazo de 4,1 millones de baterías Sony de sus portátiles

La noticia se produce una semana después de que Dell lanzara la mayor campaña de retirada de un producto del mercado en la historia de las compañías electrónicas, al anunciar que reemplazaría los 4,1 millones de baterías Sony de sus portátiles.

Se estima que 1,1 millones de portátiles Apple con las baterías peligrosas fueron vendidas en EEUU y los otros 700.000 fuera del país.

Sony estima que la retirada de las baterías de las computadoras de Apple y Dell le costará entre 170 y 157 millones de dólares, respectivamente, al tiempo que Apple estima que no tendrá un costo significativo para la compañía.

Hewlett-Packard y Gateway han dicho que sus productos no presentan problemas y que no existe riesgo de sobrecalentamiento de sus baterías.

La comisión recomendó a los usuarios desconectar la batería de sus computadoras, utilizarlos sólo conectados a la red de electricidad y contactar a la brevedad a Apple.