Bankia confía en recibir los 19.000 millones del Estado en julio y afrontar "un futuro sólido"

El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri.
EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha presentado las líneas generales del plan de saneamiento y recapitalización de la entidad. "Tenemos una situación muy sólida desde el punto de vista de coberturas, de capital y de liquidez", ha matizado el Goirigolzarri en rueda de prensa este sábado. Además, el presidente de la entidad ha avanzado que la inyección del Estado de 19.000 millones se producirá en el mes de julio, mientras que la ampliación de capital con derechos preferentes de la matriz se acometerá en el último trimestre de este año.

"No estamos hablando de ayudas, estamos hablando de aportación de capital a fondo perdido", ha matizado Goirigolzarri. Se ha afanado en diferenciar que los 19.000 millones los aportará el Estado a través de capital y no se articulará a través de préstamos, por lo que zanjó: "No hay que devolver nada, hay que crear valor", aclarando que el rescate de Bankia no se hará préstamos del fondo de rescate bancario (FROB) ni con bonos convertibles contingentes (cocos) y sí con ampliaciones de capital. Ha confiado además en que el nuevo plan estratégico de la entidad iniciará un proceso "lógico" de desinversión de sus participadas a precios de mercado, como Mapfre, Iberdrola o IAG. Eso sí, garantizó que la venta de esta cartera de inversiones no se producirá "de hoy a mañana". El presidente de Bankia aseguró que el grupo dispone de unas coberturas que le permiten afrontar el futuro "con solidez", y añadió que el objetivo es alcanzar un capital principal de 9,5%.

La conversión en acciones del préstamo público a BFA se realizará antes de la junta general de Bankia, que tendrá lugar el 29 de junio en Valencia. La cantidad final que Bankia requiera del Estado dependerá de lo que decidan aportar sus accionistas en dicha junta.

Para el presidente de la entidad, el objetivo ahora es convertir a Bankia en una entidad "sólida, eficiente y rentable" tras el plan de saneamiento y recapitalización. Además, ha dicho que la entidad no necesitará más dinero público del que ya ha solicitado.

Estos 19.000 millones de ayuda pública se suman a los 4.465 millones de euros iniciales ya comprometidos con el FROB, con lo que el total de recursos que el Estado inyectará en la entidad se eleva a 23.465 millones. Además, la matriz procederá a capitalizar su filial Bankia, con una ampliación de capital de 12.000 millones de euros.

Se trata del mayor importe de ayuda pública que recibirá una entidad para su saneamiento en toda la historia de España. El Gobierno sostuvo recientemente que el esfuerzo público para culminar la reestructuración financiera no superaría los 15.000 millones de euros.

Desglose del plan

El presidente de Bankia ha asegurado que el grupo dispone de unas coberturas que le permiten afrontar el futuro "con solidez", y  ha añadido que el objetivo es alcanzar un capital principal de 9,5%.

Así se quedaría el desglose del plan de saneamiento:

  • Cartera crediticia inmobiliaria: requerirá un capital de 15.600 millones de euros. En dicha cartera ha habido una reclasificación de créditos a promotor y Goirigolzarri ha anunciado que habrá una adecuación de los activos según los precios actuales del mercado.
  • Cartera de participadas: necesitará un capital de 3.900 millones. También se han puesto a precio de mercado estas participaciones.
  • Activos fiscales: se requerirá un capital de 2.700 millones.

El total de estas cantidades, una vez descontados los impuestos, da como resultado los 19.000 millones que pide ahora Bankia al Estado. Goirigigolzarri avanzó que entre sus planes de futuro está el de realizar "previsiblemente un proceso de desinversión" de las participaciones. Gracias a las fuertes provisiones que se habrán hecho, Bankia podrá vender sin registrar pérdidas, y por tanto, "no generarán más necesidades de capital".

Además, Goirigolzarri concretó que la entidad requiere de provisiones para crédito dudoso y subestándar de 15.600 millones.

Justifica la gestión de Rato

Sobre la gestión de su predecesor, Rodrigo Rato, Goirigolzarri ha sido tajante: "No he venido a depurar ningún tipo de responsabilidades", ha indicado. El presidende de Bankia ha justificó la labor de Rato diciendo que tuvo que trabajar en un "entorno regulatorio convulso".

Además, Goirigolzarri dejó claro que "no ha aparecido nada" irregular que justifique las necesidades de capital de 19.000 millones, más allá del propio "deterioro del valor de los activos por la evolución económica y los cambios regulatorios".

Respecto al cambio casi total en el consejo de administración, Goirigolzarri lo ha justificado porque era necesaria una renovación para esta nueva etapa —"Necesitamos un nuevo equipo que mire al futuro", ha enfatizado—, y ha agradecido el trabajo realizado por los miembros salientes.

Reconoce pérdidas millonarias

La solicitud de ayudas por 19.000 millones se produce después de que Bankia reformulara las cuentas anuales, individuales y consolidadas, correspondientes al ejercicio 2011, tras una revisión en profundidad de la cartera crediticia, informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Bankia cerró el 2011 con unas pérdidas de 2.979 millones de euros, lejos de los 309 millones de beneficio que reconoció en febrero pasado, cuando la entidad no había sido aun nacionalizada ni las cuentas habían sido auditadas.

En un comunicado, la entidad ha informado de la reformulación de sus cuentas, así como de la renuncia masiva de 16 consejeros, procedentes de las cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia, y que ha permitido al nuevo equipo gestor renovar y profesionalizar este órgano de gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento