El presidente de Fermasa y alcalde de Armilla (Granada) exige al PSOE de la localidad que "demuestre con hechos y no con acusaciones falsas" que se vaya a dar un supuesto pelotazo urbanístico en la institución ferial. Antonio Ayllón niega rotundamente que el recinto de Santa Juliana vaya a ser vendido o cerrado, "y aboga por que siga siendo de Armilla, pues es un gran referente de nuestra localidad".

En referencia a las acusaciones "infundadas y absolutamente faltas de rigor" sobre la supuesta venta de Fermasa "que el PSOE ha repetido sin demostrarlo nuevamente en otra nota de prensa, vacía de argumentos", el presidente de la entidad rechaza en un comunicado que los terrenos de Santa Juliana vayan a suponer la expansión del PTS.

"Es sorprendente el profundo desconocimiento de la legalidad urbanística que demuestra Gerardo Sánchez cuando afirma lo del pelotazo urbanístico, porque él debería saber como presidente de Fermasa que fue, que las parcelas de Fermasa están calificadas en el PGOU de Armilla que aprobó su equipo de gobierno como suelo dotacional, por lo que no puede tener otro uso urbanístico que éste".

Además, Ayllón recuerda que "lo del pelotazo urbanístico lo ha ido dando periódicamente el PSOE de Armilla por medio de ventas de distintas parcelas del recinto ferial de Armilla en estos últimos diez años".

"La estrategia del PSOE de Armilla ha sido clara en este sentido, -prosigue el actual presidente- ya que cuando Fermasa llegaba a acumular pérdidas millonarias en sus balances, se producía una venta de parcelas del recinto ferial, con cuyos beneficios se blanqueaban los balances de la empresa y se maquillaban las enormes pérdidas acumuladas".

Ayllón recuerda que "así se ha venido haciendo durante los últimos diez años y fruto de ello ha sido la venta de las parcelas a dos empresas constructoras en 2001 y en 2008, cuando Sánchez era alcalde". "El PSOE de Armilla en su gestión de Fermasa iba financiando la empresa y la cortaba a cachitos, especulando claramente con la feria de Santa Juliana", recalca Ayllón.

"Nosotros desde luego no tendremos ese desprecio hacia los bienes de Armilla como ellos, -insiste el actual presidente de Fermasa- y apostamos por mantener vivo este emblema de Armilla y no aislado y moribundo como el PSOE nos lo ha legado".

Para Antonio Ayllón, "el VHR (virus de la herencia recibida) ha sido muy sufrido por Armilla, y especialmente por la Feria de Muestras, con balances de pérdidas y una gestión muy deficitaria del PSOE al frente de la entidad". "Cuando Sánchez era presidente se firmó una auditoría que contabilizaba las pérdidas de la empresa y que los eventos feriales eran muy deficitarios", afirma su sucesor. "Ahora nosotros buscamos reflotar Fermasa y sacarla del pozo al que Sánchez y sus compañeros la dejaron".

Para el actual responsable de la Feria de Muestras, "se le tenía que caer la cara de vergüenza a Gerardo Sánchez que ahora tanto defiende a Fermasa cuando él fue el directo responsable de su hundimiento económico". "Él, que tanto la quería, puso como gerente de la entidad en 2008 al exalcalde corrupto y condenado de Armilla, José Antonio Morales Cara, a dirigirla con un sueldo mucho más alto que los de los actuales dirigentes", afirma Ayllón. "El resultado de dejar a Fermasa en manos del clan Nevada hoy lo estamos sufriendo: un desastre de gestión con nefastos resultados".

El alcalde de Armilla, finalmente, "pese a la terrible herencia recibida" se muestra optimista "porque estamos dispuestos a sacar adelante a Fermasa sin pelotazos urbanísticos y sin vender humo como aquel proyecto de Área Granada del PSOE que pretendía cargarse la vega y especular con los bienes de Armilla".

Consulta aquí más noticias de Granada.