Renfe contempla suprimir el trenhotel, el servicio ferroviario que presta en horario nocturno, por el descenso del número de viajeros de este servicio y la competencia que presenta el avión, sobre todo en enlaces internacionales, según indicó el presidente de la compañía, Julio Gómez-Pomar.

"Cada vez hay menos viajeros dispuestos a pagar por un 'cochecama' y estamos detectando una importante caída de la demanda, de forma que estos trenes circulan con coches vacíos", explicó Gómez-Pomar en una conferencia organizada por Intereconomía y Accenture.

Según el presidente de la operadora, esta caída de la demanda es mayor en las rutas en las que el transporte aéreo presenta una oferta más atractiva en tiempo y coste. "Igual que en la conexión AVE Madrid-Barcelona Renfe le pisa un poco el pie a Iberia, en la conexión Madrid-París no tenemos nada que hacer", reconoció.

Gómez-Pomar indicó que todo ello "tiene un coste importante" y supone "perder mucho dinero", por lo que, según apuntó, la compañía está analizando la rentabilidad y la viabilidad de mantener estos trenes.

En la actualidad, y según datos de la compañía, los trenhotel de Renfe ofrecen cuatro conexiones nacionales y cinco internacionales. De las nacionales, una enlaza Madrid con Galicia, y las otras tres, Barcelona con Granada, Gijón y A Coruña y Vigo, respectivamente.

De su lado, de los servicios nocturnos internacionales, dos de ellos conectan Madrid con Lisboa y París, y las otras tres parten de Barcelona hacia la capital francesa, Zurich y Milán, respectivamente.

El trenhotel es un servicio comercial, esto es, no tiene carácter de servicio público y su continuidad depende exclusivamente de Renfe.

Supresión de otros trenes.

En cuanto a los trenes considerados como servicios públicos, fundamentalmete los trenes de Media Distancia convencional, Renfe y el Ministerio de Fomento deberán detallar antes de que concluya el año los trenes de este tipo que, en su caso, se suspendan por falta de viajeros, de "rentabilitad económica y social, y en función del beneficio medioambiental que supongan en relación a otras alternativas de transporte".

Gómez-Pomar indicó que, en la actualidad, el AVE Larga Distancia es el único negocio que genera beneficios de todos los de la operadora, por lo que defendió la puesta en marcha por parte de Renfe de una serie de iniciativas para conseguir su objetivo de cerrar 2012 con unas cuentas equilibradas o un pequeño beneficio.

En este sentido, además de la eliminación de servicios de transporte de viajeros sin demanda, apuntó al fomento de las iniciativas comerciales para aumentar los viajeros de los que se mantengan, a la supresión de filiales de tráfico de mercancía, y a la reestructuración de su red de talleres.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.