Chico Ocaña vuelve este sábado a actuar en Sevilla, concretamente en la Sala Malandar, donde ofrecerá "nueve años de ausencia", los mismos que el artista lleva sin tocar en la capital andaluza, una ciudad que, dice, "lo tiene boicoteado y censurado por decir lo que piensa, y por cantar lo que canta", aunque la voz de Chico no ha sido escasa, puesto que en estos años se la ha dejado gratuitamente en su Alfalfa.

El fundador de Mártires del Compás, que en 2010 presentó en la Fnac su debut en solitario, titulado 'Canciones de mesa camilla', incluirá en su concierto de este sábado también temas de su próximo trabajo —aún sin fecha de publicación— como 'Bastantes', 'La fruta', 'Bécquer' o 'Pendrive'. Tras su cita sevillana, el gaditano viajará a México, donde el 1 de junio actuará en el Foro Expo Guadalajara.

En declaraciones a Europa Press, Chico Ocaña ha dicho que siente "una sensación extraña" por volver a tocar en Sevilla, porque "hace nueve años estaba con Mártires y ahora toco con otra banda y con mi nombre, es una forma entre hola y adiós, veremos cuando volvemos de nuevo". En este sentido, ha argumentado que "está boicoteado y censurado en esta ciudad, por decir lo que pienso, por cantar lo que canto, el precio es alto y como esto será otros nueve años".

"En Sevilla la cultura es lo de siempre y no quiero repetirme más", añade, al tiempo que dice que "es una ciudad en la que desde que sale la Semana Santa te cortan las calles, botellones, que se inventa su realidad y lo que no le interesa lo repudia y lo ignora". "Debido al Rocío no hemos tenido cobertura mediática televisiva y de otros medios, sobre todo de la pública sevillana que reparte las 24 horas de emisión entre concursos cofrades, pasos, etcétera", lamenta.

En relación a lo anterior, y preguntado por la situación que viven las salas privadas sevillanas tras los recortes de las ayudas municipales, Ocaña ha manifestado que de Sevilla "nos han quitado la calle, nos han quitado el trabajo, la vivienda; Sevilla está ahora mismo en el Rocío".

Por el momento, y aunque tocar en Sevilla ha sido "quimérico" para el artista, este sábado el de la calle Lirio estará en Malandar a partir de las 22,00 horas acompañado por los guitarristas Marco Aguilar y Chemi López, el bajista Fernando Lamadrid y el percusionista Juanito Makandé. Las entradas están a la venta en www.chicoocana.com, y en Sevilla Record, en la calle Amor de Dios, a un precio de 12 euros más gastos distribución. Las localidades en taquilla tendrán un precio de 15 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.