El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha dicho este viernes que el decreto que sustenta el plan de ajuste presentado por el Gobierno andaluz se aplazará hasta la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que continuará con el criterio de reducir 770 millones de euros sin "despedir a nadie" y focalizando los ajustes en la reducción de los salarios.

En la rueda de prensa posterior a la reunión que Griñán ha mantenido en Madrid con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el responsable de los socialistas andaluces se ha referido así al anuncio realizado por el vicepresidente andaluz, Diego Valderas, al respecto de ese aplazamiento para establecer una "negociación profunda" con todos los sindicatos sobre el recorte salarial a los trabajadores públicos de modo que se pueda buscar "elementos de consenso y de alternativas".

"La línea de diálogo sigue abierta", ha subrayado Griñán, que ha insistido en que la Junta "pretende no despedir a nadie" y que tras ser preguntado por si se ha fijado esa fecha ante la posibilidad de que los PGE pudieran incorporar durante el tiempo que les resta de tramitación parlamentaria alguna ventaja para las cuentas andaluzas, ha apuntado más bien a lo contrario.

Según sus palabras, hasta que sean aprobados, los PGE pueden desvelar un "impacto aún mayor" para Andalucía, como demuestra el cambio de criterio en el reparto de fondos para las Políticas Activas de Empleo conocido este jueves y que deja a Andalucía con casi 35 millones de euros menos de los previstos.

Griñán ha aprovechado su comparecencia pública para subrayar que la política de ajuste andaluza ha estado "muy condicionada" por el Gobierno de Rajoy y los recortes aprobados por éste en materia educativa o sanitaria. En cualquier caso, ha recordado que Andalucía no va a aumentar la ratio de alumnos por aula porque hacerlo supondría prescindir de más de 23.000 empleados públicos, de ahí que la Junta abogue por ajustes salariales en lugar de despidos.

Además, ha incidido, no va a tomar una decisión que suponga la "privatización" en sanidad o educación ya que, a su juicio, "en la privatización no hay ahorro, a no ser que se dejen de prestar servicios, sino ideología".

Griñán ha indicado, además, que es un error subir impuestos y que "ni un euro" de esa subida se destine a Educación y, con respecto a la subida de las tasas universitarias, ha asegurado que cualquier subida en las mismas irá destinada a sufragar más becas. "Veremos a ver cómo lo hacemos pero lo que pueda ser un aumento de recaudación por las tasas suponga un aumento o un mantenimiento en la igualdad de oportunidades", ha añadido.

El también presidente del PSOE ha dicho, en cualquier caso, que "mientras pueda" no cederá "un paso" en educación porque "es la única política que debe hacer un Gobierno". "Las demás son importantes, la educación es imprescindible", ha indicado.

"estricta lealtad" al gobierno

En términos generales, el socialista andaluz ha destacado la "estricta lealtad" de la región hacia el Gobierno central, como demuestra su compromiso con el cumplimiento del déficit del 1,5 por ciento para este año, pese a no compartir los criterios para el reparto de ese endeudamiento, y a pesar de que el Ejecutivo no dudó en "sembrar dudas" sobre la solvencia financiera andaluza con "insinuaciones que el tiempo ha demostrado" que eran erróneas.

En ese sentido, Rubalcaba ha dicho que en la reunión que mantendrá esta tarde con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le trasladará el malestar de la Junta por las críticas recibidas en su momento hacia las cuentas públicas regionales y hará hincapié en que la Administración andaluza "siempre ha sido leal" mientras que "el Estado no ha correspondido con la misma moneda".

Por su parte, el dirigente andaluz también ha censurado que el Ejecutivo lanzase en su momento "dudas" sobre Andalucía mientras "callaba Valencia o Madrid" y que, después, se haya conocido la revisión al alza de los datos de déficit de esas comunidades.

Reunión económica

La reunión de Griñán con Rubalcaba ha coincidido con otro encuentro que también se ha celebrado en la sede socialista de la calle Ferraz entre la secretaria de Economía y Empleo, Inmaculada Rodríguez Piñero y el secretario de Política Autonómica, Antonio Hernando, con los consejeros de Economía y Hacienda de Andalucía y Euskadi, en el que ha participado la consejera andaluza de Hacienda y Administraciones Públicas, Carmen Martínez Aguayo.

En esta reunión también han estado presentes los portavoces de Economía y Hacienda de Congreso y Senado; responsables regionales de Economía y Empleo y portavoces autonómicos sobre política económica, entre ellos, el diputado por Córdoba y portavoz adjunto de Economía en la Cámara baja, Antonio Hurtado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.