Herrera no descarta nada en impuestos y apela a la evolución económica de 2013 para pedir mayor esfuerzo tributario

La deuda es de 1.385 millones de euros de los que 820 son deuda nueva por el 1,5% del déficit permitido, "ni un euro más pero tampoco de menos"
Juan Vicente Herrera Comparece Ante Los Medios
Juan Vicente Herrera Comparece Ante Los Medios
JCYL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha admitido este viernes que en estos momentos no está en condiciones de asegurar "absolutamente nada" en materia impositiva y ha apelado a la evolución económica en 2013 para pulsar la necesidad de pedir mayores esfuerzos tributarios en esta Comunidad Autónoma.

De este modo ha respondido el presidente de la Junta a preguntas de los medios de comunicación tras la presentación del proyecto de presupuestos regionales para 2012 —Castilla y León tiene prorrogados las cuentas de 2011—, en los que el Gobierno autonómico mantiene la deducción del 99 por ciento en el Impuesto de Sucesiones —"no damos un paso atrás, al menos en este ejercicio", ha precisado— y rechaza "en este ejercicio" subir el tramo autonómico del IRPF o del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

No obstante, el presidente de la Junta ha apostado por lanzar un "mensaje de esperanza" y, ante los augurios más pesimistas que apuntan a un año 2013 peor que el actual, ha preferido sumarse al carro de las previsiones económicas que auguran que el próximo año "ya puede ser mejor".

En concreto, el estado de ingresos del proyecto de presupuestos de la Junta para 2012 asciende a un total de 9.720,04 millones de euros, un 3,24 por ciento menos respecto al presupuesto inicial de 2011, de los que la partida más cuantiosa procede de las entregas a cuenta comunicadas por el Gobierno central a principios del año por valor de 5.496,6 millones de euros, un 4,1 por ciento de lo inicialmente previsto para el pasado año.

Dicho esto, Herrera ha reconocido que las cuentas del pasado ejercicio recogían una partida de 211 millones de euros que "nunca llegaron" y que están reclamados por vía judicial.

Esas entregas a cuenta proceden de la cantidad que llega en concepto de IRPF (1.772 millones de euros, -6,42 por ciento); del modelo de financiación que ha pedido revisar (1.377 millones, -1,04 por); del IVA (1.384 millones, -1,42 por ciento) y de la recaudación por los impuestos especiales (841 millones de euros, -8,63 por ciento), a lo que ha sumado las liquidaciones negativas (120 millones, frente a los 88 millones menos de 2011) donde ha aprovechado la ocasión para volver a agradecer al Gobierno la prórroga a diez años de la devolución de esas cantidades ya de que, de no haberse revisado el plazo inicial (5 años), la caída de ingresos sería "sensiblemente mayor".

En cuanto a los tributos "tradicionales", este año se prevén ingresar 565,94 millones de euros, un -29,21 por ciento "nada más y nada menos", ha destacado Herrera, donde la única "noticia positiva" es el incremento del 3,45 por ciento en la partida procedente del Impuesto de Sucesiones por el que se ingresarán 120 millones de euros.

Estimación más real

Por su parte, Castilla y León recaudará 155 millones por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (-20,51 por ciento), 109 millones por el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (-45,91 por ciento), 21 millones por el Impuesto de determinados Medios de transporte (-53,85 por ciento), 77 millones por el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos (-12,70 por ciento) y 60 millones por las tasas del juego (-44,50 por ciento), a los que se suman 23 millones por otras tasas (-46,97 por ciento).

Juan Vicente Herrera ha destacado a este respecto la "ventaja" de elaborar los presupuestos de 2012 una vez liquidado el ejercicio de 2011 lo que ha favorecido una estimación recaudatoria "más real".

Este estado de ingresos se contempla con los derivados de los impuestos propios de los que hace uso Castilla y León por primera vez y ya en vigor tras las decisiones "complicadas, complejas y duras" asumidas el pasado 29 de diciembre por la Junta de Castilla y León cuando anunció la aplicación de la tarifa autonómica en el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos, por la que se ingresarán 100 millones de euros, y sendos impuestos sobre daño medioambiental (55 millones) y sobre depósito de residuos (10 millones), a los que se suman los 39 millones que se prevén recaudar con el reimplantado Impuesto sobre Patrimonio.

El presidente de la Junta ha aprovechado este punto para reconocer "con todo el respeto" el esfuerzo y el sacrificio que ha tenido que pedir el Gobierno autonómico al conjunto de los ciudadanos de Castilla y León, con especial atención a algún colectivo concreto.

Por su parte, las transferencias y otros ingresos ascienden a 2.045 millones de euros, un 12,40 por ciento menos, con una PAC "constante" por la que se ingresarán 923 millones de euros y un incremento del 8,95 por ciento en el concepto de Fondos Europeos por el que llegarán 185 millones de euros. "También hay noticias positivas", ha significado. Este apartado del estado de ingresos se completa con las transferencias finalistas (723 millones, un -17,28 por ciento) y con los precios públicos, ingresos por prestación de servicios y otros con una recaudación de 212 millones (-41,95 por ciento).

"nocivas" consecuencias de la deuda

Finalmente, Herrera ha detallado la partida de 'activos y pasivos financieros', a la que se ha referido como "una de las consecuencias más graves de la crisis" y como "una fuente refugio" de "nocivas consecuencias" en la actual crisis del déficit, "como bien sabemos en España".

Esta partida asciende a 1.407 millones de euros, un 19,66 por ciento más que en 2011, de los que 21,48 corresponden a reintegros de la deuda (172,81 por ciento), 277,83 a deuda de reposición (76,92 por ciento), 820,06 a deuda nueva (9,72 por ciento) y 287,92 a préstamos no financieros (72,41 por ciento).

En concreto, el presidente de la Junta ha cifrado el total de la deuda de Castilla y León en 1.385,8 millones de euros de los que 820 corresponden a la deuda nueva que puede formalizar la Región dentro de ese objetivo del déficit del 1,5 por ciento para 2012 y a los que no va a renunciar a la vista de la necesidad de financiación. "Ni un euro más pero tampoco un euro menos", ha manifestado Herrera.

Otros 277 millones de euros corresponden en concreto a deuda de reposición a formalizar a cambio de la deuda que se amortiza mientras que otros 288 millones son para préstamos que se recaban para gasto procedente del apoyo financiero a proyectos empresariales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento