La Guardia Civil descarta pedir el refuerzo de la Armada en Gibraltar para que intervenga en la actual situación de tensión que se vive estos días en la zona entre pescadores españoles y las autoridades británicas. Según han explicado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, el tamaño de las embarcaciones del Ejército no serían operativas en la zona e incluso correrían el riesgo de encallar debido a la poca profundidad de la aguas próximas al Peñón.

Estas mismas fuentes han descrito los últimos incidentes registrados en la zona como "un baile de barcos" en el que las patrulleras de la Guardia Civil son el recurso más adecuado para proteger a los pesqueros españoles debido a su gran movilidad. Además recuerdan que el casco de estas patrulleras de es fibra por lo que tan sólo se sumerge entre uno y dos metros en el agua y que tienen la posibilidad de girar sobre si mismas.

"Una fragata de la Armada tendría que recorrer una milla sólo para dar la vuelta y regresar a la zona de conflicto", apuntan estas fuentes según las cuales, la petición de que acuda la Armada es sólo una propuesta de una asociación profesional del cuerpo, pero en ningún caso está entre las intenciones de la Guardia Civil.

Actualmente hay movilizadas cuatro patrulleras de la Guardia Civil que desde hace días prestan servicio de vigilancia especial para los barcos pesqueros que operan en la zona.

Sin avisar a la guardia civil

Asimismo, estas fuentes han diferenciado entre los barcos pesqueros procedentes de la Línea de la Concepción, que usan una técnica con anzuelos denominada pesca de palangre y las embarcaciones de Algeciras que emplean la pesca con redes que es la que rechazan las autoridades de Gibraltar. Consiste en desplegar un barco luminoso al que denominan lucero para atraer a los peces y en ese momento lanzar las redes.

En ese sentido, las fuentes consultadas han denunciado que esta última noche cinco barcos —cantidad no permitida por Gibraltar— procedentes de Algeciras se desplazaron hasta la zona en la que están produciendo los enfrentamientos sin avisar a la Guardia Civil tal y como se había acordado. No obstante, las patrulleras del Instituto Armado les detectaron y les acompañaron hasta la zona donde finalmente pudieron pescar.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.