El ultraligero que este viernes se ha estrellado e incendiado en el término municipal de Gurrea de Gállego, con el resultado de dos personas fallecidas, participaba en una exhibición aérea ante una treintena de escolares del citado municipio.

El alcalde de Gurrea de Gállego, Alfredo Marco, ha explicado que las primeras hipótesis apuntan a una turbulencia de aire caliente como posible causa del siniestro que ha tenido lugar nada más salir del hangar, a unos 300 metros de la pista.

Según ha asegurado las personas que pilotaban tenían "muchísima experiencia" pero el intenso aire caliente "ha empujado el aparato, no han podido recuperarlo, ha chocado contra un talud y posteriormente ha caído al suelo".

El alcalde ha señalado que la Guardia Civil ha cortado el acceso al campo de vuelo ya que muchos padres querían entrar en las instalaciones para ver cómo estaban sus hijos. Ninguno ha resultado herido, aunque sí han recibido atención psicológica.

"Es la primera vez que ocurre un accidente de este tipo, es una pista que se asfaltó hace unos tres años y tiene muy buenas condiciones".

Los fallecidos son un instructor de Villanueva de Gállego (Zaragoza), que "tenía muchísima experiencia y ha formado a muchas personas", y un alumno procedente de Calatayud.

Consulta aquí más noticias de Huesca.