El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha pedido a Renfe que explique por qué suprimirá una de las dos paradas en la estación del AVE Segovia-Guiomar del trayecto entre Madrid y País Vasco y le ha advertido de que no se conformará con las "migajas" y que seguirá exigiéndole el 100 por cien de los servicios ferroviarios que tiene la ciudad.

Renfe anunció la cancelación total a partir del 17 de junio de las paradas en Segovia de los trenes con destino al norte de España, una decisión que suscitó el rechazo de los usuarios, la patronal y el Ayuntamiento segoviano, entre otros.

Ayer los parlamentarios segovianos del PP, tras una reunión con el director general de Operaciones de Renfe, Francisco Minayo, aseguraron la intención de la empresa de mantener una de las dos paradas por sentido que hasta ahora se hacían en la ciudad.

No obstante, el regidor ha reivindicado que se mantenga el cien por cien de este servicio y ha pedido explicaciones por la supresión de una parada por sentido, que sólo supondría perder tres o cuatro minutos en cada viaje, según ha señalado.

"Voy a seguir exigiendo el cien por cien de lo que teníamos y no me voy a conformar con las migajas que quieran darnos los parlamentarios del PP y Renfe", ha incidido Arahuetes, quien se ha quejado de que Segovia tenga que ir siempre "a golpe de la información extraoficial que se le va contando a través de diferentes grupos" y ha subrayado que debe ser Renfe la que tiene que dirigirse a la sociedad segoviana y dar las explicaciones oportunas.

El primer edil ha manifestado por otra parte que esta mañana todavía no se podían comprar los billetes de tren para viajar a destinos del norte, como Bilbao.

Consulta aquí más noticias de Segovia.