La policía dijo que un turista alemán que se subió a un barco para escapar de un incendio en la península de Halkidiki, un popular destino turístico cerca de Tesalónica, murió ahogado tras sufrir un ataque al corazón.

Miles de veraneantes se vieron obligados a huir en medio de la noche por carretera, barco o a pie ya que el fuego, que se extiende por 25 kilómetros, quemaba miles de hectáreas de pinos y apartamentos de vacaciones cerca de las poblaciones de Polichrono, Hanioti y Pefkohori.

'He tenido una casa en la zona durante más de 35 años y nunca he visto nada como esto', dijo a Reuters por teléfono Petros Sagoridis.

'El fuego se extiende tan rápido. Nos llevará días evaluar lo que se habrá quemado y lo que no, pero el tamaño era simplemente increíble. Como una gran pared de fuego', dijo.

Más de 1.200 personas subieron a barcos y embarcaciones de los guardacostas para escapar, dijo la prefectura de Halkidiki.

Las autoridades evacuaron a unos 800 personas de decenas de hoteles, campings y campamentos infantiles, y bloquearon el acceso a partes de la península para permitir a los camiones de bomberos moverse con libertad.

'Una persona, un turista alemán, ha muerto de un ataque al corazón cuando trataba de subir a un barco desde la playa y unos pocos habitantes locales han sido trasladados al hospital con quemaduras menores y problemas respiratorios', dijo un responsable policial.

Grecia está sufriendo lo que se prevé que sea la semana con temperaturas más altas del año y los bomberos luchan contra varios incendios forestales.

/Por Grigoris Siamidis/