Patxi López
El lehendakari, Patxi López, en San Sebastián Javier Etxezarreta / EFE

El lehendakari, Patxi López, ha afirmado este viernes que la política penitenciaria se ajustó en su momento a la legalidad y ayudó a derrotar a ETA, y ha añadido que en el nuevo escenario surgido tras el fin de las acciones terroristas de la banda armada también debe ajustarse a la legalidad y "buscar la justicia, no la venganza".

"La política penitenciaria nos debe ayudar a construir la convivencia e integrar en la democracia a quien reniegue de su pasado terrorista. Estamos en un nuevo tiempo y existe el principio de la oportunidad", ha dicho. Dicha afirmación se podría entender como un mensaje que busca el abandono de la política de dispersión de presos y, quizá apoyar, los pasos dados por el Ejecutivo central, como el plan para reinsertar a presos de ETA que renieguen de su pasado.

La política penitenciaria debe ayudar a construir la convivencia e integrar a quien reniegue de su pasadoLópez ha hablado sobre este asunto durante su intervención en el acto de inauguración del XXVII Congreso Anual de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), que se celebra en Bilbao este viernes y sábado.

El lehendakari ha instado a hacer "lo más inteligente" para consolidar la libertad de todos y a "no abandonar" el esfuerzo de reinserción de los penados, que está recogido en la Constitución, según ha recordado.

"Nuestro mayor triunfo será que la democracia integre a quien asuma sus valores, sus principios y sus reglas; la democracia no es una ciudad amurallada", ha indicado, a la vez que ha reivindicado la memoria de las víctimas del terrorismo para "no olvidar la verdad".

En el mismo acto, la presidenta de la UPF, María Moretó, ha transmitido al lehendakari la disposición de esta organización a colaborar en la consecución de una convivencia en paz en Euskadi que "integre a todo el mundo y solo excluya a los violentos".

También se ha referido a este asunto el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, quien ha mantenido que la paz y la justicia son principios "irrenunciables" para los fiscales y ha reiterado que la contribución del Ministerio Público a ese objetivo se consigue "aplicando la legalidad con fines de reinserción, tal y como establece la Constitución".

"El fin de la política penitenciaria está claro: reinsertar al penado; luego hay que ver cada caso y preso", ha indicado.

Unos 100 presos se acogerían al nuevo plan

El PP calcula que entre 100 y 200 presos de ETA podrían acogerse al Plan de Reinserción de presos propuesto por el Ministerio del Interior. Un plan que, afirman, tiene como objetivo "debilitar de manera definitiva" a la banda terrorista ETA a través de sus presos.

Las fuentes consultadas explican que un buen número de internos de la banda terrorista ETA están "quemados" en las cárceles y por ello calculan que entre 100 y 200 podrían acabar apuntándose a la vía abierta por el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz.

"Tenemos que facilitar que los que están dispuestos a romper con la banda lo hagan", señalan fuentes 'populares', coincidiendo con el mensaje de López,, que admiten que con esta iniciativa persiguen además dar una "batalla política" en el País Vasco para desbaratar los argumentos que han permitido a la izquierda abertzale tener hasta ahora con un gran apoyo social.