Marky Ramone.
Marky Ramone, batería de la legendaria banda The Ramones. ARCHIVO

Marky Ramone mantiene viva la memoria de una de las mejores bandas del punk, los míticos The Ramones. Marky es el único componente de la formación neoyorquina que queda vivo tras la desaparición de sus compañeros de la última etapa Joey, Dee Dee y Johnny, aunque aún hay otros ex miembros vivos, como Tommy Ramone.

Marky, batería, se integró en la banda en el año 1978. Fueron uno de los grupos más irreverentes, inteligentes  y divertidos del momento. El único Ramone que queda despide con su actuación en la sala Apolo el Festival de Guitarra de Barcelona. Participó en discos memorables, como End of the Century y clásicos como Rock’n’Roll Radio o Blitzkrieg Bop.

Marky, a sus 54 años, y cuyo nombre real es Marc Bell,  fue expulsado del grupo en 1983 por sus problemas de alcoholismo y tras grabar Subterranean Jungle.

En los cinco años que militó con The Ramones, tuvo tiempo de grabar la canción que más define a la bandaBlitzkrieg Bop, conocido por su sencillo pero impactante comienzo: Hey ho, lets go. Regresó en 1987 y acabó participando en 17 de los 21 álbumes que editaron.

En el concierto de este sábado, Marky repasará con su proyecto Marky Ramone’s Blitzkrieg los grandes éxitos de las cuatro leyendas neoyorquinas de Queens que se separaron hace 14 años. El último concierto tuvo lugar en 1996 en Los Ángeles. Con su adiós, acabó el recorrido de un grupo que marcó con su punk-rock a generaciones enteras de músicos.

El ex cantante de los Misfits, Michale Graves, reemplaza en The Blitzkrieg a Joey Ramone, con Alex Kane a la guitarra y Clare B al bajo.

*Sala Apolo. Nou de la Rambla, 113. El sábado a partir de las 21.00 horas. Precio de las entradas: 24 euros. www.sala-apolo.com.