La dificultad de acometer más recortes retrasa el nuevo plan de ajuste de Aguirre

  • El ejecutivo tiene problemas para acometer ajustes sobre las partidas que ya ha reducido sin subir impuestos y sin perjudicar los servicios básicos.
  • Subirá las tasas universitarias y otros precios públicos, reducirá más el número de trabajadores interinos y eliminará ayudas y subvenciones.
  • Por el momento, ya se han reducido las becas para libros y comedor, el transporte ha sufrido un 'tarifazo' y los funcionarios trabajan más horas.
Esperanza Aguirre durante la reunión de este jueves con los miembros de su Gobierno
Esperanza Aguirre durante la reunión de este jueves con los miembros de su Gobierno
COMUNIDAD DE MADRID

La búsqueda de las "partidas maravillosas para recortar" está siendo más difícil de lo que la propia Aguirre creía. La presidenta avisó durante la celebración del Dos de Mayo de que se avecinaban duros recortes.

Después admitió un 'agujero' de 1.000 millones de euros y declaró ante el Ministerio de Hacienda un desvío del déficit autonómico, que se ha disparado hasta el 2,2%. Para cuadrar las cuentas (el Gobierno le exige un 1,5% como mucho), necesitaba rehacer los presupuestos regionales de 2012.

Este jueves era el día marcado por la Comunidad para aprobar el nuevo presupuesto. Pero el Consejo de Gobierno finalizó sin acuerdo: "Hemos debatido, pero no se ha concluido. Es un proyecto muy complejo y seguiremos trabajando esta semana", apuntó el vicepresidente regional, Ignacio González, tras la reunión fallida.

El consejero de Economía, Percival Manglano, había acudido al Consejo de Gobierno con su proyecto de ley de modificación de los presupuestos. Su intención era someterlo al escrutinio de sus compañeros y que se aprobara para enviarlo al parlamento autonómico, la Asamblea de Madrid . Sin embargo, a la salida solo compareció el vicepresidente, quien explicó que el Consejo había "debatido un primer informe y seguirá debatiendo durante esta semana". Según González, el retraso en la aprobación "no se debe a discrepancias" entre los consejeros, sino "a la complejidad de las medidas que se tienen que aplicar".

En principio, se debería aprobar el próximo jueves, fecha límite para poder votar la ley en la Asamblea antes del verano. Pero la Comunidad podría apurar aún más, "haciendo de julio un mes hábil en el calendario parlamentario o tramitando los presupuestos por la vía de urgencia".

En cualquier caso, el nuevo presupuesto contendrá los ajustes de gasto que ya contempla el Plan Económico Financiero 2012-14, presentado por Aguirre al Ministerio de Hacienda. Este plan de ajuste pretende ahorrar 1.376 millones de euros entre 2012 y 2013, de los cuales 653 millones corresponden al ejercicio actual.

Ahí se incluyen las medidas tomadas por el Gobierno central, como el repago farmacéutico o el aumento del número de alumnos por clase en los colegios. Pero también hay otras decididas directamente por Aguirre, como la reducción en 26 millones de euros de las becas para libros y comedor, el tarifazo en el transporte, el aumento de horas lectivas para los docentes —que permite prescindir de profesores interinos— o el control estricto de las bajas de funcionarios.

Subir tasas y poner peajes

Más allá de eso, el resto es un misterio. La presidenta apuntó el lunes hacia una subida de tasas y precios públicos. No especificó cuáles, pero el Ejecutivo ya tiene listo el incremento del coste de las matrículas universitarias. Y en las últimas semanas también dejó en el aire la posibilidad de poner peajes en autovías regionales o eliminar las habitacionesindividuales de los nuevos hospitales. En estas ocasiones también se reservó los detalles.

La dificultad está en reducir aún más el gasto sin cruzar las dos grandes líneas rojas pregonadas por Aguirre: "No subir impuestos (tampoco volver a cobrar el de patrimonio) y garantizar gastos esenciales como la Sanidad y la Educación básica". Cualquier decisión que tomaran en alguno de esos sentidos sería visto como una promesa incumplida ante la ciudadanía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento