El Museo de la Historia de Nerja (Málaga), espacio que ofrece a vecinos y turistas un recorrido por la historia de esta localidad malagueña, desde el Paleolítico hasta la explosión turística que vivió en los años 60 del siglo XX, ha incorporado a su exposición un cráneo petrificado datado en 4.300 años, que fue hallado en 1960 en el interior de la Cueva de Nerja.

La pieza, descubierta en la sala del Vestíbulo de la cavidad, entre los materiales que cegaban la entrada original de la gruta, corresponde a la Edad del Cobre y es conocida popularmente como 'Napoleón', ya que la piedra a la que está unida en su parte posterior sobresale formando una silueta que evoca el gorro que utilizaba el emperador francés.

La directora del museo, Cristina Liñán, ha explicado a Europa Press que se trata de un vestigio "muy singular" y ha detallado que, tras ser descubierto, fue expuesto durante mucho tiempo en el interior de la Cueva de Nerja, después ha permanecido almacenado junto al resto de fondos del museo "y ahora lo hemos colocado aquí para que lo disfrute todo el mundo".

El cráneo de 'Napoleón' ha sido depositado en una sala en la que se exponen otros muchos restos óseos procedentes de la Cueva de Nerja, entre ellos el famoso esqueleto de 'Pepita', hallado en 1982 en la sala de la Torca y que corresponde a una mujer de entre 18 y 20 años que murió en la gruta hace unos 8.300 años.

Liñán ha precisado que los estudios efectuados sobre la cabeza de esta mujer han permitido conocer, por ejemplo, "que sufrió una otitis media de bastante gravedad, que incluso llegó a perforarle parte del cráneo", y ha recordado que, antes de pasar a ser expuesta en el museo, 'Pepita' fue "uno de los grandes atractivos para los visitantes de la Cueva de Nerja", pues durante muchos años pudo contemplarse en la sala del Belén.

Otros vestigios

Junto a los restos de 'Napoleón' y 'Pepita', el museo expone otros vestigios humanos descubiertos en el interior de la gruta, entre ellos parte de los que, entre 1962 y 1963, encontró la investigadora Ana María de la Quadra-Salcedo, quien, entre otros restos, halló cuatro esqueletos con una antigüedad de entre 5.700 y 11.000 años.

El Museo de la Historia de Nerja, promovido por la Fundación Cueva de Nerja y situado muy cerca del Ayuntamiento y del emblemático Balcón de Europa, abrió al público el pasado diciembre, y expone, entre otros elementos, unas 200 piezas originales encontradas en el interior de la cavidad nerjeña, que corresponden al periodo en que estuvo habitada.

Asimismo, ofrece un recorrido visual y sonoro por la historia de la localidad, desde la llegada de los primeros pobladores a la cueva hasta el 'boom' turístico que Nerja vivió a raíz del descubrimiento de la gruta en 1959 y de su apertura al público un año después, y también reserva un espacio a la serie 'Verano azul', rodada en el municipio y estrenada en 1981, que también contribuyó decisivamente al despegue turístico de la localidad.

Además de la exposición permanente, en la que se muestran los vestigios y materiales arqueológicos de la historia del municipio, el museo, cuyos fondos albergan cientos de miles de piezas, en su mayor parte procedentes de la Cueva de Nerja, dedica también un espacio para albergar exposiciones temporales de todo tipo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.