Peaje en Cataluña.
El peaje de Alella, en Barcelona. Jordi Pujolar / ACN

De los 1.336 kilómetros de vías de alta capacidad que hay en Cataluña, 632 son de pago, es decir, el 47,3% del total, mientras que en Madrid lo son el 14,78% de los 974 kilómetros de vías rápidas, cuatro puntos por debajo de la media estatal, que es del 18%, si bien en comunidades como Cantabria y Extremadura no hay ningún peaje.

Las diferencias se amplían al tener en cuenta el tráfico. Más del 60% de los vehículos que circulan por Cataluña lo hacen por autopistas, a menudo porque carecen de alternativas, mientras que menos del 5% de los automovilistas madrileños optan por estas vías.

En comunidades como Cantabria y Extremadura no hay ningún peajeLa única comunidad con más peajes que Cataluña es la Rioja, con un 72,1%, aunque su impacto es menor, porque la mayor parte del tráfico es interregional, según destacó este jueves el director de la Fundación RACC, Miquel Nadal, quien criticó la carencia de equidad del sistema que genera descontento entre los ciudadanos. Precisamente, el Sindicato de Policías de Cataluña aseguró este jueves que la campaña #novullpagar no infringe el Código de Circulación porque "la obligatoriedad es parar, no abonar el peaje".

Con todo, el RACC propone un "rescate total indirecto y progresivo" permitiendo que los conductores residentes en el Estado se desgraven los peajes que pagan del IRPF hasta que finalice la concesión. Muchos automovilistas dejarían de usar autovías ahora congestionadas y con más accidentes.

Después hará falta debatir cómo financiar las carreteras y el RACC apuesta por combinar instrumentos como las viñetas (un sistema de pago basado en el tiempo) o el impuesto especial sobre gasolinas. A su entender, instalar peajes en todas las autovías es inviable y sólo se pondrían en aquellas con más tráfico. "Y todos sabemos dónde están", concluyó Nadal.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.