Rubalcaba en Dakar
Rubalcaba en la reunión que mantuvo con su homólogo de Senegal, Ousmane Ngom, en Dakar. (Emilio Naranjo / Efe) Emilio Naranjo / Efe
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer que en los próximos días llegarán a Senegal un helicóptero y dos patrulleras de la Guardia Civil para participar en patrullas conjuntas que tendrán como misión el control de los inmigrantes que salen de ese país hacia las islas Canarias.

En una comparecencia ante los periodistas después de reunirse con su homólogo senegalés, Ousmane N Gom, el titular de Interior explicó que la Guardia Civil colaborará con las Fuerzas de Seguridad de este país africano en el control de sus aguas territoriales, de modo que las embarcaciones de los inmigrantes sean detectadas antes de abandonar las mismas.

"Drama humano"

Su objetivo es detectar las embarcaciones antes de que abandonen aguas senegalesas

Por su parte, el ministro senegalés agradeció la ayuda española, pero recordó que la inmigración ilegal es un "drama humano" y que tiene que ser abordado como tal.

N Gom añadió que, además de establecer medidas de vigilancia, es preciso ofrecer a los jóvenes que emigran alternativas de futuro en su país, y reclamó la colaboración europea para financiar el llamado "programa Reva", destinado al desarrollo agrícola y ganadero.

Segunda escala, Mauritania

Rubalcaba, que además se entrevistó con el primer ministro de Senegal, Macky Sall, ya ha llegado a Mauritania, donde las patrullas conjuntas funcionan desde el pasado mes de marzo, para reunirse con el ministro del Interior de ese país, Mohamed Ahmed Ould Lemine.

Hay que recordar que sólo en este fin de semana han llegado a Canarias más de 1.300 inmigrantes indocumentados y en lo que va de 2006 ya se han superado los 17.000.

Petición de ayuda a la ONU

Ante esta situación, el Gobierno canario ha solicitado que Naciones Unidas "y toda la comunidad internacional" colaboren para evitar la gran cantidad de muertes producidas por el fenómeno de la inmigración irregular llegada en barcazas a las islas.

Para llegar a las costas de las islas españolas, los cayucos que recorren entre 800 y 1.200 kilómetros, provenientes principalmente de Senegal y Gambia.

Desde Canarias critican al Gobierno central y consideran que las islas están discriminadas

El director general de Protección al Menor y Familia de Canarias, José Luis Arregui, calificó la situación de "emergencia internacional".

Arregui añadió que "nadie puede permanecer impasible ni un minuto más ante esta tragedia; Europa, la ONU y la comunidad internacional deben afrontarlo con la urgencia y el respeto que merece la vida de cada una de estas personas, muchas de ellas apenas adolescentes de 15 años", en declaraciones al diario El País.

Para el Gobierno canario, el mayor problema que conlleva la inmigración clandestina son los menores, pues las islas acogen hasta la fecha a 660 -500 llegados en lo que va de año- y teme que a finales de 2006 haya más de mil, lo que está "desbordando" su capacidad de acogida.

El director general de Protección al Menor estima que el Gobierno central "no es consciente de la magnitud del problema" y considera que se está discriminando a las islas, pues asegura que cuando Andalucía registró hechos similares "el Estado movilizó todos sus recursos".