Amit Drori presenta en el Teatro Central de Sevilla 'Savanna. A possible landscape', un estreno nacional que cuenta una historia sobre la naturaleza y cómo los seres humanos nos vemos a través de ella. En el escenario hay cinco intérpretes que utilizan robots, sonido y vídeos para crear imágenes de una "naturaleza artificial" que solo puede existir sobre las tablas. Esta obra, con la que el espacio escénico de la Cartuja cierra su temporada de teatro, pasará también por el Teatro Alhambra el 29 de mayo, y por el Cánovas el día 31.

En rueda de prensa, el diseñador y director de escena israelí, que recuerda que "el hecho de que en la cultura judía no haya tradición de teatro de marionetas, unido al aislamiento de Israel, dio lugar a algo distinto en la técnica y en la estética de las mismas respecto al resto del mundo", explica que 'Savanna' es una pieza "muy centrada en los objetos", a diferencia de su espectáculo 'Orlando', basado en la novela de Virginia Wolf, y que dejó textualmente boquiabiertos a los espectadores del Festival Passages de Metz.

Pero, asegura, aunque los objetos "son el centro de atención del espectáculo, quería ver hasta dónde podía llegar dotándolos de independencia, y a la vez que tuvieran un alma y llegasen al corazón de la gente", por ello Drori los llama "esculturas animadas". 'Savanna' ha supuesto dos años de trabajo para el director, quien con la ayuda de un colaborador y tras "un proceso muy artesano y personal", creó estos robots que parecen sacados de los diseños de máquinas volantes de Leonardo da Vinci.

Así, 'Savanna' es una pieza interdisciplinar basada en la animación en escena de un robot y animales mecánicos hechos a mano, y en la que el texto —en castellano—, explica Drori, solo aparece en una parte a modo de voz en off y que "es más bien una historia personal de mi relación con los objetos, que lanza el espectáculo para que el público lo perciba y lo entienda".

Además, cada uno de sus episodios está dedicado a un mundo animal, y en cada uno de ellos los objetos se manipulan con una técnica distinta para centrarse en otras cualidades y aspectos. Está el mundo de un mono enfadado, la sofisticada cultura íntima de los elefantes, el éxtasis de movimiento de las comunidades de pájaros y las cualidades sinfónicas del ecosistema en donde todos estos territorios coexisten en un equilibrio frágil y misterioso.

Para hacer que 'Savanna' llegue a Andalucía, ha sido "muy importante" la colaboración de la Embajada de Israel en España. Su consejera de Cultura, Ahuva Spieler, quien también ha participado en la rueda de prensa junto al director del Teatro Central, Manuel Llanes, ha dicho que 'Savanna' representa la tradición y la vanguardia, porque "recoge el testigo del teatro de marionetas, la tradición, para desembocar en la robótica, la vanguardia".

Asimismo, ha señalado que se trata de máquinas "muy complicadas" que basadas en secuencias informáticas controlan sus movimientos en director, pero "también son máquinas que despiertan un tierna emoción humana; máquinas casi humanas que reciben el alma del espectador", ha destacado Spieler.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.