"Cuando hago los maratones de chistes en Colombia, la violencia desciende en un 90%"

  • El humorista colombiano José Ordóñez intentará batir su propio récord este fin de semana contando chistes ininterrumpidamente durante ochenta horas.
  • Ya ha conseguido 8 récord mundiales, el último, de 72 horas.
Una imagen de José Ordóñez durante la presentación del intento de récord.
Una imagen de José Ordóñez durante la presentación del intento de récord.
ARCHIVO

José Ordóñez es el humorista colombiano que entre este viernes a las nueve de la mañana y el lunes a las cinco intentará batir su propio récord de 72 horas seguidas contando chistes, haciendo una nueva marca de 80 horas en el hotel Auditórium de Madrid.

¿Cómo resumiría su trabajo?

Ya son 25 años de carrera profesional en los que he tenido la oportunidad de batir 8 récords mundiales, hacer 29 maratones de 30 horas. Mi último récord fue en 2009, en Miami, con 72 horas seguidas contando chistes, tras las cuales me entregaron las llaves de la ciudad. Deben haber cambiado las cerraduras, porque no pude abrir ninguna puerta con ellas...

¿Cuánto tiempo se dedica a batir un récord?

Preparar un récord mundial como éste hay que prepararlo al menos con un año de antelación. Es algo que hago con intervalos de más o menos 3 años.

¿Y no es más fácil tener un trabajo de 8 a 14?

No he decidido tener una vida normal, así que lo que hago es poco convencional.

¿Cómo se le queda el cuerpo tras 72 horas seguidas contando chistes?

Se termina muy acabado, muy cansado. Los tres días siguientes ni siquiera puedo dormir bien. Es al tercer día cuando el cuerpo empieza a regresar a la normalidad. En cada récord pierdo entre 5 y 8 kilos.

 O sea, que no lo hace por los chistes, lo hace porque quiere verse bien...

(Risas) Algo así, así que las mujeres que quieran adelgazar es sencillo: sólo tienen que contar ochenta horas seguidas de chistes. El método José Ordóñez para adelgazar.

¿Y cómo hace para ir al baño?

Este récord mundial está avalado por Guinness y las pautas las da Guinness. Ellos me dan cinco minutos de descanso por cada hora de chistes. Además, puedo acumular los descansos y hacer por ejemplo, diez horas seguidas de chistes y luego 50 minutos de descanso. Nunca lo había hecho de esta manera, normalmente lo hacía con sólo 3 minutos de descanso por hora y sin acumular el tiempo. Ahora acumularé tiempo por lo menos para darme una ducha y comer un poco. Eso sí, a dormir no me va a dar tiempo.

¿Eso no es peligroso para la salud?

Vamos a contar con médico, masajista, fisioterapeuta... Detrás de esto hay muchas personas que trabajan controlando mis signos vitales.

¿Su mujer qué piensa cuando le dice "me voy a trabajar" y vuelve 80 horas después?

Ella está conmigo en récord mundial y si le preguntas te dirá "él no sólo es resistente para contar chistes" (Risas).

19.000 chistes preparados

¿Cuántos chistes le caben en 80 horas?

Tengo preparados 19.000 chistes que empiezan a las 9 de la mañana del viernes y acaban el lunes a las 17.00 h. Llevo los títulos de los chistes apuntados, sólo los títulos, separados por secciones, por personajes, tópicos...

¿Hay el mismo sentido del humor en los diferentes países de Hispanoamérica y España?

Tengo que ser muy universal en la narrativa porque es para España e Hispanoamérica y se retransmite en 1.700 emisoras en todo el mundo. Yo no puedo escapar al hecho de que soy colombiano y a que mi público habitual es colombiano, pero si bien hay cosas que son colombianas, yo uso un lenguaje comprensible para todas las culturas. El humor que yo hago no es de doble sentido, es muy para toda la familia. Si hay alguna palabra que sea muy colombiana, como uso mucha narrativa la gente se mete lo suficiente en la historia como para comprender el término.

¿Y si en 80 horas no se ríe nadie?

Si el público no se ríe yo no voy a durar 80 horas, voy a durar 8 minutos. En esto juega mucho la psicología, yo necesito el ánimo de la gente, de los aplausos, de las risas, de los vitoreos...

¿Los jueces del Guinness son muy de reírse?

Son serios. Dicen (Ordóñez pone acento yanqui) "Yo estoy aquí para dar fe, no entiendo nada de lo que usted dice".

¿Y no le daría rabia que le superaran el récord al poco de hacerlo?

Todo lo contrario. Si alguien se inspira y quiere hacer un récord igual para mí sería fenomenal. Siempre he querido que haya muchas personas intentando hacerlo porque eso significa que hay muchos humoristas intentando hacer reír a la gente. Hoy por hoy lo que más necesita la gente es reír.

El humor es necesario...

Cuando hago los maratones en Colombia, la violencia desciende hasta en un 90%, según las estadísticas que me entrega la policía y el ejército nacional de Colombia. Mientras cuento chistes, las muertes violentas, en un país convulsionado como Colombia, descienden porque la gente tiene otra disposición, están escuchando chistes.

Cuéntenos su chiste preferido.

No hay un chiste mejor que otro, hay un chiste adecuado o inadecuado. Hay chistes que a unos les parecen buenos y a otros no. Depende del momento, de la ocasión, el medio...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento