Rajoy pide que el BCE intervenga en las deudas públicas, pero nadie en Europa lo apoya

  • "Si las deudas públicas no se pueden sostener tenemos un problema", asegura.
  • Ni Van Rompuy, ni Draghi, ni Barroso recogen el guante tirado por el español.
  • Draghi (BCE): "Ya ha habido una intervención masiva para los bancos".
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llega a la cumbre de la UE en Bruselas.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llega a la cumbre de la UE en Bruselas.
EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han evitado este jueves respaldar explícitamente la solicitud del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga en los mercados con el fin de rebajar los costes de financiación de España o Italia y el propio presidente de la institución, Mario Draghi, ha sostenido ante los líderes europeos que ya ha realizado una "intervención masiva" para aportar liquidez a la banca.

Ni el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ni el de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, se han referido a la cuestión de la liquidez en la rueda de prensa final del Consejo Europeo, en contra de lo que se había barajado durante la mañana para responder a la solicitud de España.

Por su parte, Draghi ha dicho durante el Consejo Europeo que "ya había realizado una intervención masiva para que los bancos encontraran liquidez y que vigilaba la situación", según ha explicado el presidente francés, François Hollande. "No hemos debatido sobre el BCE, sólo se han expresado algunas opiniones sobre el BCE", ha dicho Hollande, que ha repetido su propuesta de recapitalizar la banca con la ayuda del Banco y del fondo de rescate.

Rajoy: "Respeto la independencia de Draghi"

El propio Rajoy no ha concretado qué países han apoyado a España para pedir una mayor intervención del Banco Central Europeo y se ha limitado a explicar que cada uno ha defendido "sus prioridades" sobre "los distintos temas que están sobre la mesa". "Ha habido opiniones para todos los gustos, sobre temas diversos", ha reconocido.

"Draghi ya ha hecho lo que consideró oportuno y conveniente en otras ocasiones", ha explicado. "Respeto su independencia, pero me parece un tema de enorme importancia en este momento".

"Lo que yo digo es de sentido común, es decir, todos los esfuerzos son importantes, hay que hacerlos, son buenos para la economía, pero hay algo que es capital: si las deudas públicas no se pueden sostener tenemos un problema. Pero eso es una decisión, insisto, que corresponde al Banco Central Europeo, que ya tomó en alguna ocasión", ha recalcado el jefe del Ejecutivo español.

Rajoy ha sostenido que esta intervención del Banco Central Europeo resulta "mucho más" importante que zanjar un acuerdo sobre "el diseño del futuro de la Unión Europea", aunque ha reconocido que en su intervención ante el resto de líderes europeos también ha planteado "que tendría que llegar un momento en que deberíamos discutir cuál es el futuro de la Unión Europea".

El futuro de la UE

Asimismo, ha señalado que llegará un momento en el que se tendrá que discutir cuál es el futuro de la Unión Europea, momento en el que ha explicado que él es partidario de ir hacia unión monetaria, fiscal y económica. Pero ha insistido en que este debate, en el que se puede incluir el papel de los eurobonos, no se puede hacer en este momento pero sí hay que empezar a plantearlo.

Rajoy ha expresado también su gran preocupación por la situación de Grecia y su deseo de que pueda seguir en la zona euro porque sería bueno para los ciudadanos de ese país aunque ahora tengan que hacer esfuerzos para ello. Pero también ha asegurado que la permanencia de Grecia en el euro es muy beneficiosa para el conjunto de la Unión Europea.

"En lo que de mí dependa, siempre apoyaré la permanencia de Grecia en el euro", ha señalado antes de defender un mensaje "nítido y claro" de que el euro es algo irreversible y un proyecto al que no se va a renunciar.

Gran parte de estos mensajes se los transmitió horas antes en París al presidente francés, François Hollande, en la reunión que ambos mantuvieron para analizar las relaciones bilaterales y la situación económica de Europa. En la rueda de prensa posterior a esa entrevista, subrayó que la UE y el euro han de generar certidumbre y consideró que el problema de la sostenibilidad debe solucionarse "a cortísimo plazo".

Del mismo modo, había avanzado que iba a defender que las políticas de crecimiento estuvieran también en la agenda de la UE.

También dejó claro que, "a fecha de hoy", España no tiene ningún interés y no desea utilizar fondos de la UE "ni de otro organismo" para recapitalizar eventualmente los bancos con dificultades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento