Castellano se convierte en 'hombre fuerte' del PPCV tras sobrevivir en primera línea en todos los mandatos populares

El actual conseller de Gobernación de la Generalitat valenciana, Serafín Castellano, se convertirá en nuevo 'hombre fuerte' del Partido Popular en la Comunitat Valenciana (PPCV) al ser elegido por el jefe del Consell y presidente regional de la formación, Alberto Fabra, como nuevo secretario general. Esta propuesta supone un paso más en la dilatada trayectoria del político de Benissanó, un auténtico superviviente que se ha mantenido en primera línea durante todos los mandatos del PP en esta autonomía.
Castellano
Castellano
EUROPA PRESS

El actual conseller de Gobernación de la Generalitat valenciana, Serafín Castellano, se convertirá en nuevo 'hombre fuerte' del Partido Popular en la Comunitat Valenciana (PPCV) al ser elegido por el jefe del Consell y presidente regional de la formación, Alberto Fabra, como nuevo secretario general. Esta propuesta supone un paso más en la dilatada trayectoria del político de Benissanó, un auténtico superviviente que se ha mantenido en primera línea durante todos los mandatos del PP en esta autonomía.

Castellano cuenta en su currículum con distintos cargos de relevancia, tanto en la estructura del partido como en el Consell. Afiliado al PP en 1988 y diputado de las Corts Valencianes desde 1991, el futuro secretario general del PPCV fue alcalde de su población natal, Benissanó, entre 1991 y 1999, al tiempo que desempeñaba cargos orgánicos en la gerencia provincial y regional del partido.

En julio de 1999 llegó al gobierno de la Generalitat, de la mano del entonces presidente, Eduardo Zaplana, quien le nombró conseller de Justicia y Administraciones Públicas. Solo un año después, pasó a ocupar la cartera de Sanidad.

Ya con Francisco Camps al frente del Consell, Castellano continuó manteniendo responsabilidades en el Ejecutivo autonómico, en concreto como conseller de Justicia i Administraciones Públicas, primero, y posteriomente, a partir de 2007, en el departamento de Gobernación, que ocupa en la actualidad.

Bajo el mandato de Camps, Castellano —considerado del entorno de Zaplana— desde la portavocía del grupo popular en las Corts tuvo que 'lidiar' con uno de los episodios más sonados del enfrentamiento político entre 'campsistas' y 'zaplanistas' cuando en 2004 se ausentaron de las Corts 21 de los 49 diputados de la bancada popular en un pleno extraordinario, lo que se entendió en aquel como un 'plante' a Camps de los fieles al anterior presidente.

Castellano aguantó incluso, cuando, tras las últimas elecciones autonómicas y ya con el 'caso Gürtel' activo, Camps cambió completamente la cara a su gobierno eliminando a siete consellers, entre ellos 'pesos pesados' como los hasta entonces vicepresidentes Gerardo Camps, Vicente Rambla y Juan Cotino.

Después, tras la dimisión de Camps a raíz del denominado 'caso de los trajes' y con el ascenso a 'president' de Alberto Fabra, Serafín Castellano ha sido uno de los pocos que ha 'resistido' a las dos remodelaciones del Ejecutivo que hasta el momento ha llevado a cabo el jefe del Consell.

El diputado valenciano ha sabido ganarse la confianza del actual 'president', que este mismo miércoles ha anunciado que será su 'número dos', frente a otros nombres que se postulaban. Este cargo se tendrá que ratificar en el XIII Congreso Regional que los 'populares' valencianos celebrarán este fin de semana en Alicante.

Releva a clemente

Castellano sustituirá así a Antonio Clemente, el hombre que fue elegido para dirigir el partido después de la marcha de Ricardo Costa, implicado en la causa judicial que se abrió por los supuestos regalos recibidos por la trama Gürtel, de la que, al igual que Camps, resultó finalmente absuelto.

Así, su nombramiento llegó de la mano de Francisco Camps, en una reunión de la ejecutiva regional en la que se creó además el cargo de coordinador general del partido que, justamente, fue a parar a Alberto Fabra.

La singladura como 'número dos' del PPCV de Antonio Clemente, farmacéutico de profesión y de perfil discreto, comenzó en noviembre de 2009 bajo las órdenes de Camps, aunque eso cambió con su dimisión en julio del año pasado, cuando Alberto Fabra pasó a regir los designios de la formación 'popular' regional.

Desde su llegada a la Secretaría General, han pasado casi tres años en los que ha defendido que su labor ha consistido en tranquilizar a un partido convulso por la investigación de la financiación irregular y el juicio a Camps en el caso de los trajes. En las últimas fechas, en las que se han barajado varios nombres para sucederle, Clemente se reivindicó para continuar en el cargo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento