Siamesas separadas
Kendra y Maliyah Herrin ya han sido separadas (China Daily).

Dieciséis horas de operación y un equipo de 30 médicos del hospital de Salt Lake City, en Utah (EEUU) han sido necesarios para separar a dos siamesas de cuatro años que compartían un riñón.

Es la primera vez en la historia que unos cirujanos han separado a un los gemelos con un riñón en común.

Para complicar aún más el asunto, las gemelas Kendra y Maliyah Herrin compartían además el hígado, la pelvis, las piernas y parte del intestino grueso.

La operación

Los médicos cortaron la conexión de las siamesas; dividieron su hígado y sus intestinos.

Una vez separadas, los doctores continuarán con dos intervenciones totalmente distintas para reconstruir la pelvis y otros órganos que las pequeñas tenían en común.

Compartían además el hígado, la pelvis, las piernas y parte del intestino grueso
Después a Maliyah le tocará pasarse unos meses en una máquina de diálisis, hasta que sea lo suficientemente fuerte como para someterse al trasplante de un riñón que le cede su madre.

"Queremos anunciar formalmente que tenemos dos niñas separadas", dijo el padre, Jake Herrin, en declaraciones a la prensa en el Centro Medico Infantil de Salt Lake City, poco después de que el equipo de médicos concluyese la operación a primera hora de la pasada madrugada.

Los cirujanos consideran que las dos pequeñas deben permanecer en cuidados intensivos al menos una semana y hospitalizadas durante un mes, para poder seguir de cerca su evolución.