El 94,2% de los niños no quiere ejercer la misma profesión que sus padres, pero no coinciden a la hora de elegir trabajo: el preferido por los chicos es futbolista, seguido de policía, mientras que las chicas escogen ser profesoras y, después, veterinarias.

Estos son algunos de los resultados -muy parecidos a los del año pasado referentes a Madrid- de la encuesta "Qué quieres ser de mayor?" realizada por la empresa Adecco, en la que han participado 1.300 niños de entre 6 y 17 años.

El 38,25% de los niños apunta en este sondeo que sus madres son amas de casa y destaca que ninguno de los encuestados quiera dedicarse a las labores domésticas cuando sea mayor.

Qué quieres ser de mayor

El listado de profesiones elegidas por los niños está encabezada por la de futbolista (20,34%), seguida de policía (5,59), arquitecto y veterinario (4,5), profesor (4,19), ingeniero (3,88), mecánico (3,57) y médico (2,95).

Llama la atención las diferentes preferencias que muestran las niñas, que colocan en primer lugar el trabajo de profesora (20,43), seguido de veterinaria (13,78), peluquera (6,66), médica (8,2), abogada (3,72), actriz (3,41), arquitecta (3,25) y periodista (2,63).

Los más pequeños -de entre 6 y 11 años- se decantan más por las profesiones relacionadas con los deportes y los animales, mientras que los mayores -de 12 a 17 años- optan más por la enseñanza y la sanidad.

A la hora de analizar la coincidencia entre la profesión que quieren ejercer de mayores y la que les parece más "chula" también se comprueba una diferencia por edades.

Mientras que casi la mitad de los más pequeños quieren ejercer la profesión que más les gusta -futbolista, piloto de fórmula 1, bailarina o cantante-, el 67% de los mayores sigue pensado que esas son las profesiones más chulas, pero decide ejercer otras como policía, arquitecto, profesora o veterinaria.

¿Y los sueldos?

Según la encuesta, las diferencias de género desaparecen cuando a los niños se les da a elegir entre un sueldo opulento o pasar más tiempo con la familia, ya que ocho de cada diez eligen la segunda opción.

En cuanto a los salarios, los chicos tienen una ambición superior a las chicas por cobrar un salario muy alto, mientras que el doble de chicas que de chicos se conforma con recibir uno medio.