El Gobierno Vasco, a través de su Departamento de Interior, ha decidido no prohibir la manifestación convocada para el próximo domingo en San Sebastián con el lema 'Euskal Herriak du hitza eta erabakia' ('Euskal Herria tiene la palabra y la decisión').

El departamento que dirige Javier Balza explicó en un comunicado que esta autorización se basa en que no hay motivos legales para la restricción de un "derecho fundamental como es el de manifestación".

El líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, solicitó el domingo pasado al Gobierno central que no autorice la citada manifestación .

Limitaciones

La convocatoria de la marcha, pero con el lema 'Euskal Herria. Autodeterminación', fue anunciada por el dirigente de Batasuna Pernando Barrena el pasado sábado, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la capital guipuzcoana.

La resolución establece también que en el acto "no podrán tomar parte mediante anagramas o textos, organizaciones o partidos declarados ilegales."
En la resolución remitida hoy al convocante se le recuerda que durante la manifestación "no podrán portarse o utilizarse pancartas, lemas y eslóganes que supongan una amenaza o intimidación a instituciones, partidos políticos y organizaciones, o personas que los representan".

Igualmente, se le recuerda que "no podrán darse conductas de enaltecimiento a organización terrorista, conductas tipificadas en el Código Penal y que pueden dar lugar a la suspensión o prohibición de los actos".

Se informa a la Audiencia Nacional

En cuanto a las posibles responsabilidades, se le recuerda al convocante que si la manifestación no se celebra conforme a los términos de esta resolución, se instruirá un informe por infracción administrativa o a podría suspenderse caso de apreciarse ilícitos penales con peligro para las personas y los bienes; entonces se remitiría a la autoridad judicial.

El Departamento de Interior, tal y como hace habitualmente, enviará una copia de la resolución a la Audiencia Nacional, acompañada de otras informaciones complementarias entre las que se incluye material sobre la rueda de prensa celebrada por Barrena el pasado sábado.

Reacciones

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy en Rabat que el Ejecutivo "respeta absolutamente la autonomía de la Fiscalía" a la hora de decidir si prohíbe la celebración de la manifestación convocada por Batasuna.

Así pues, "en este caso, es el Gobierno vasco quien formalmente da la autorización y, materialmente, quien controla son los órganos del Poder Judicial, de la Fiscalía, de forma autónoma e independiente", dijo.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia de Ezker Batua Berdeak, Mikel Arana, consideró "correcta" la decisión , y, en declaraciones a Europa Press, defendió "como siempre" ha defendido su formación, que el derecho de manifestación "no debe ser limitado ni penalizado".

Arana enmarcó la problemática en torno a esta manifestación en la Ley de Partidos, "una legislación que debería ser derogada cuanto antes", concluyó.