Manipulación en Reuters
Beirut, antes y después de la manipulación del fotógrafo de la agencia. (Reuters)

La agencia de noticias Reuters ha vivido otro caso de manipulación de imágenes: Ha prescindido de los servicios del fotógrafo independiente libanés Adnan Hajj después de que éste manipulara una imagen de Beirut tras los ataques israelíes.

Como si fuera necesario añadir más destrucción al caos que se vive en la capital libanesa, el fotógrafo simuló más humo al cielo de Beirut con el programa de edición gráfica Photoshop, según una noticia de la propia agencia.

La fotografía de Hajj fue publicada el sábado en la página en internet de la agencia.

Quejas en los blogs

Al día siguiente, Reuters retiró la fotografía adulterada y la reemplazó por una no alterada después de que numerosos blogs de noticias señalaron que había sido manipulada.

Muchos de esos blogs incluso bromean con el hecho y satirizan las intenciones del fotógrafo, como el de little green footballs, que sugiere un Godzilla para la escena.

El fotógrafo argumentó que estaba tratando de remover marcas de polvo

"El fotógrafo negó haber intentando manipular la imagen deliberadamente, y argumentó que estaba tratando de remover marcas de polvo y que había cometido errores debido a las malas condiciones de iluminación en las que estaba trabajando," dijo Moira Whittle, jefa de relaciones públicas de Reuters.

"Esto representa un grave incumplimiento de los estándares de Reuters y no aceptaremos ni usaremos las fotografías tomadas por él," dijo Whittle en un comunicado emitido en Londres.

"Los han pillado" 

La agencia tiene colgadas ambas fotos en un espacio de su web reservado para comentarios de los lectores, The News Room.

"Los han pillado con las manos en la masa", dice un lector de reuters.com, mientras que otro los felicita por haber tomado medidas a tiempo.

Fotografías polémicas

Hajj trabajó para Reuters como fotógrafo independiente -no era parte del personal permanente- desde 1993 hasta el 2003 y nuevamente desde abril del 2005.

Se encontraba entre los numerosos fotógrafos de las principales agencias de noticias cuyas imágenes de un niño muerto, llevado en brazos por un rescatista en la aldea de Qana, al sur del Líbano, después del ataque israelí del 30 de julio, fueron criticadas por la comunidad de blogs que no estaba conforme con la cobertura del conflicto en Oriente Medio.