Volcán Mayón
Varias personas observan la erupción del volcán Mayón en el poblado de Matanag (Dennis M. Sabangan / EFE) Dennis M. Sabangan / EFE

Unos 50.000 residentes de las poblaciones cercanas al volcán Mayón, -situado a unos 330 kilómetros al sureste de Manila-, fueron ayer evacuados ante el riesgo de que se produzca una erupción explosiva en los próximos días.

La operación fue recomendada por el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (PHIVOLCS) después de que esta mañana la agencia aumentara la alerta en torno al volcán al nivel 4, un grado menos de la máxima.

La alerta 4 indica una inminente erupción explosiva del volcán Mayón, de 2.462 kilómetros de altitud.

 

Son en su mayoría agricultores

Fernando Gonzales, gobernador de Albay, provincia en la que se encuentra el volcán, dijo que los evacuados son unas 9.000 familias establecidas en las áreas colindantes con el Mayón, lo que supone una cifra de entre 40.000 y 50.000 personas.

 

"Son en su mayoría agricultores a los que se ha instalado en escuelas y otros centros que teníamos preparados a la espera del anuncio de PHIVOLCS", dijo Gonzales por teléfono desde Legazpi, la capital provincial.

El gobernador indicó que los afectados han sido conducidos a 31 centros de evacuación en unos 80 camiones y que la operación está financiada por el Gobierno central, que la semana pasada desembolsó cerca de cinco millones de dólares.

 

En la erupción de 2001 miles de personas estuvieron evacuadas durante dos meses

Los evacuados residen en barrios próximos al volcán que pertenecen a siete pueblos (Tabaco, Malipot, Daraga, Camalig, Ligao, Guinubatan, Santo Domingo) y a la ciudad de Legazpi.

 

"En la erupción de 2001 miles de personas estuvieron evacuadas durante dos meses. Será el volcán quien lo decida -el tiempo que permanecerán fuera de sus casas-, y los afectados lo dan por asumido", apuntó el gobernador.

¿De qué volcán hablamos?

El Mayón, conocido como "el cono perfecto" por su espectacular diseño cónico, forma parte de la cordillera de unos 330 kilómetros que se extiende al sur de Manila.

Se trata de uno de los volcanes más activos de Filipinas, puesto que ha registrado unas 50 erupciones en los últimos siglos.

La más grave fue la de 1814, que enterró entera a la ciudad de Cagsaua y causó unos 1.200 muertos.