Carod-Rovira.
Carod-Rovira. (ARCHIVO) ARCHIVO
El presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Josep Lluís Carod-Rovira, está convencido de que la negociación abierta entre el Gobierno y ETA "irá mejor y más rápido" que la mesa de negociación política, donde aventuró "obstáculos mayores".

No obstante, consideró que el proceso de paz en Euskadi es "irreversible" y se declaró "convencido, desde hace mucho tiempo, de que ETA no volverá a matar".

Carod auguró, además, que "en pocos meses habrá un factor muy importante para la pacificación definitiva" de Euskadi: la "legalización de una fuerza de izquierda aberzale" que juegue "al 100% en el sistema democrático".

Pese a todo, Carod admitió que el proceso "será largo" y que, al margen de la velocidad con que se desarrollen las relaciones entre el Ejecutivo y ETA, por un lado, y la mesa política, por otro, "no necesariamente se condicionarán".