La muerte de civiles por soldados estadounidenses durante la guerra de Vietnam fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora y quedó prácticamente impune, según los resultados de una investigación que publica el diario "Los Angeles Times" .

El rotativo revisó para su investigación parte de las 9.000 páginas reunidas por el Pentágono, sobre los que el Ejército de EEUU ha levantado el secreto oficial y que confirman que las atrocidades de las fuerzas estadounidenses fueron mucho más allá de lo que muestran los documentos públicos.

 

Sólo 50, de los 203 soldados acusados de abusar de civiles vietnamitas fueron llamados a consejo de guerra, y únicamente 23 fueron declarados culpables

 

Entre los acontecimientos que se recogen en los documentos figuran siete masacres en Vietnam entre 1967 y 1971 en las que murieron al menos 137 civiles.

Entre esas atrocidades no figura la famosa matanza de My Lai de 1968 en la que murieron alrededor de 500 civiles.

El rotativo californiano señala que los documentos confirman un total de 320 abusos (asesinatos, ataques sexuales y otros) y más de 500 alegaciones no comprobadas, por parte de soldados estadounidenses, donde se descubrieron irregularidades en todas las divisiones del Ejército que actuaron en Vietnam.

La investigación de "Los Angeles Times" llega justo cuando el Ejército de EEUU investiga abusos a civiles iraquíes por parte de soldados estadounidenses, entre ellos el asesinato de 24 personas en Hadiza y un cuádruple asesinato y violación en Mahumdiya.

El 10%, declarados culpables

Una cuarta parte de los 203 soldados acusados de abusar de civiles vietnamitas fueron llamados a consejo de guerra, pero sólo 23 fueron declarados culpables, según el artículo del "Times".

El informe del periódico se basa en documentos del Grupo de Trabajo de Crímenes de Guerra de Vietnam y los Archivos Nacionales en College Park, en el estado de Maryland.

Los documentos fueron divulgados en 1994, 20 años después de que el grupo cerrase su investigación, y se depositaron en los archivos, donde pasaron prácticamente desapercibidos, según el "Times".