La vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández su llegada al aeropuerto de El Alto, en La Paz
La vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández su llegada al aeropuerto de El Alto, en La Paz (Bolivia). (EFE) EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, mostraron el miércoles su confianza en que el Gobierno boliviano y Repsol YPF alcanzarán un acuerdo que garantice la permanencia de la petrolera antes del vencimiento del plazo de negociación.

Si Morales dice que las cosas van bien, es que van a salir bien

En una conferencia de prensa conjunta en La Paz tras mantener una reunión de trabajo, Fernández de la Vega subrayó la "voluntad clara y firme" de la petrolera hispano-argentina Repsol YPF de permanecer en Bolivia y mantener sus inversiones y aseguró que si Morales "dice que las cosas van bien, es que van a salir bien".

 
Además, ambos acordaron que Morales designará un "interlocutor único y de confianza" al que las compañías españolas se puedan dirigir para "aclarar dudas o malentendidos y que las incertidumbres se reduzcan" y que así haya "mayor seguridad y confianza".

Ayuda española

Tras la reunión, ambos asistieron a la firma del acta de la IX Comisión Mixta Hispano Boliviana de Cooperación hasta 2010, que establece las prioridades de la ayuda española y detalla los proyectos e iniciativas que contarán con una financiación que, sólo para este año, asciende a 60 millones de euros.

En el acto de la firma, la secretaria de Estado de Cooperación, Leyre Pajín, que acompaña a la vicepresidenta, advirtió sin embargo de la existencia de una serie de condiciones para dar continuidad al apoyo español.

"Para que este empeño sea sostenible y sus resultados se consoliden en el tiempo es requisito fundamental un adecuado clima de gobernabilidad, de seguridad jurídica y física, y un compromiso de profundización democrática que contribuyan a crear las bases para atraer distintas inversiones del exterior", dijo.

Todo el conjunto de la deuda boliviana va a ser perdonado por España

Fernández de la Vega anunció también que "todo el conjunto de la deuda (boliviana) va a ser perdonado" por España.

Así, explicó que, de los 100 millones de deuda contraída por Bolivia con España, 27 millones han sido ya condonados o canjeados por programas de educación; 49 se están negociando y la condonación de los restantes 24 será pactada en un futuro próximo.

También dijo que el Gobierno español tratará de aportar con su experiencia en materia constitucional y territorial al proceso político que vive Bolivia y que un grupo de expertos bolivianos viajarán a España para conocer los avances en la lucha contra la violencia y los procesos de reforma de los cuerpos de seguridad del Estado.

El presidente boliviano agregó que "se dará seguridad jurídica a todas las empresas" y que ésta será "la base de cualquier negociación", en la que se establecerán normas "pero siempre con diálogo".