Israel aumenta su ofensiva por tierra
Israel aumenta su ofensiva por tierra (AP / REUTERS) 20MINUTOS.ES

Israel extiendó sus operaciones terrestres en el sur de Líbano contra la infraestructura de combate de la milicia islámica de Hizbulá hasta al río Litani, situado a unos 20 kilómetros al norte de la frontera, mientras la comunidad internacional intenta concertar alto el fuego.

Una amplia mayoría de los ministros que forman parte del Gabinete de Seguridad israelí, que preside el primer ministro, Ehud Olmert, decidió esta extensión de las operaciones militares en el sur de Líbano.

 

Israel está empeñando sólo un diez o veinte por ciento de su capacidad militar

Olmert aseguró que el Ejército continuará con las operaciones en Líbano "hasta alcanzar nuestros objetivos".

 

Estos objetivos consisten en "limpiar" las instalaciones militares de Hizbulá, y una vez cumplido, entregar el control a una fuerza multinacional aún en cierne, o bien al Ejército nacional libanés, a fin de impedir el regreso de los milicianos a la frontera con Israel, según fuentes militares y del Gobierno.

El general en reserva Zeev Livni dijo esta mañana a la emisora pública que la campaña, en la que Israel está empeñando sólo "un diez o veinte por ciento" de su capacidad militar, precisa "de una semana a diez días", y se cumplirá "sin grandes problemas".

Israel, aparentemente con el respaldo pleno de Estados Unidos, sólo admitirá el cese de las hostilidades con Hizbulá, según fuentes del Poder Ejecutivo, una vez que se instale en Líbano meridional una fuerza multinacional cuya creación depende de la ONU, y cuya constitución puede concretarse esta semana.

Según diversas fuentes, esa fuerza armada, la que participarían soldados de países de la Unión Europea (UE) y la India, tendría de 10.000 a 20.000 hombres al mando de oficiales franceses.

Reunión con Olmert

Después de reunirse con Olmert, el ministro de Defensa Amir Peretz y su colega Tzipi Livni, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, expresó a los periodistas en Jerusalén su esperanza de que "el alto el fuego se consiga esta semana".

 

Nos quedan por delante no pocos días de combate, con bajas y mucho dolor

"No hay ni habrá en los próximos días un alto el fuego", dijo Olmert en un acto público horas después de regresar Rice a Washington.

 

"Nos quedan por delante no pocos días de combate, con bajas y mucho dolor, pero no nos rendiremos a los terroristas".

Destrucción de misiles

Un portavoz del Gobierno declaró a los medios israelíes que desde que comenzó la ofensiva contra Hizbulá tras el secuestro de dos soldados de una patrulla israelí, hace hoy 21 días, el Ejército ha logrado destruir alrededor del 75 por ciento de sus misiles tierra-tierra, entre ellos los "Zilzal-2", montados en Irán y capaces de alcanzar Tel Aviv y el centro del país.

 

Pueden causar grandes daños

"Sabemos cuántos hemos destruido y sabemos cuántos dispararon, pero un tercio de ellos, no eliminados, son muchos, y pueden causar grandes daños si llegaran a dispararlos", agregó el funcionario.

 

En medios militares israelíes se calcula que los milicianos de Hizbulá, que llevan hoy casi dos días sin disparar sus cohetes contra localidades de Galilea, en el norte de Israel, cuentan aún con 9.000 o 10.000 cohetes Katyushas de 122 milímetros, y centenares de plataformas móviles (camiones) para lanzarlos.

Balance de muertos

Fuentes militares informaron hoy de que hasta la fecha murieron en el sur 230 milicianos libaneses, entre estos 50 de unidades de elite. Además de ellos, cientos de civiles han perdido la vida por culpa de los ataques.

Los israelíes sufrieron más de 5o bajas, más de la mitad militares.