Carlota Casiraghi
La princesa Carlota Casiraghi, hija de Carolina de Mónaco, durante el Festival de Cannes. EFE

Carlota Casiraghi, hija de Carolina de Mónaco y nieta de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, acudió a la tercera jornada del Festival de Cannes para aportar glamour a la Croisette.

57 años después de la visita de su abuela, Grace Kelly

La Princesa asistió a la presentación de Once Upon a Time in America, película patrocinada por Gucci, con dos amigas.

Precisamente de esta marca era el vestido con el que se dejó ver. Espalda al aire y un look acompañado de sandalias doradas, con complementos dorados y pulseras de aros.

Su presencia en Cannes no ha podido dejar de lado el recuerdo de su abuela, la actriz Grace Kelly, que brilló con luz propia en este festival. 57 años antes, Grace pisaba la Croisette como actriz, antes de convertirse en la Princesa Gracia de Mónaco. Su figura atrajo al turismo y su estilo dio un gran impulso económico al Principado.

Casi seis décadas más tarde, la elegancia de Grace revive en Carlota ante la atenta mirada de los fotógrafos. Icono de la moda, sale actualmente con el artista Alex Dellal, hijo de un multimillonario británico y de una top model de los setenta.