Los sindicatos piden a los padres que no lleven a sus hijos a clase en la huelga del 22 de mayo

  • 7,5 millones de alumnos no universitarios están llamados a hacer huelga.
  • Es contra los "recortes" y "agresiones" del Gobierno a la Educación.
  • Los sindicatos han lamentado que los servicios mínimos sean "tan restrictivos".
Imagen de archivo de una clase en un centro de enseñanza secundaria.
Imagen de archivo de una clase en un centro de enseñanza secundaria.
EP

Los principales sindicatos de la enseñanza pública han llamado este viernes a un millón de trabajadores de todos los niveles formativos a secundar la huelga general educativa del 22 de mayo, además de pedir a los padres de 7,5 millones de alumnos no universitarios que no los lleven a clase ese día.

En rueda de prensa, FETE-UGT, FE-CCOO, ANPE, CSIF y STES han confiando en que la movilización será un "éxito sin precedentes" contra los "recortes" y "agresiones" del Gobierno y del ministro de Educación, José Ignacio Wert, contra la escuela pública.

Entre otras iniciativas, los sindicatos han propuesto a toda la comunidad educativa una "noche de vigilia" en instalaciones escolares del 21 al 22 de mayo, que los centros cuelguen lazos y pancartas verdes el día de la huelga y concentraciones y manifestaciones en todas las provincias. Además, los profesores explicarán en los centros la importancia del mantenimiento de los servicios públicos de calidad entre el 21 y el 25 de mayo, se pide a los alumnos y docentes que esos días acudan vestidos de verde como señal de protesta y habrá asambleas informativas y otros actos en las universidades públicas.

Aparte de la convocatoria nacional por parte de estos sindicatos, las organizaciones laborales más representativas de Baleares y País Vasco han optado por no convocar huelga, sino otro tipo de movilizaciones para esa jornada, mientras que los de Galicia aun no han decidido si parar, según ha explicado el secretario general de FETE-UGT, Carlos López.

Ha aludido a la reducción de un 21% de los presupuestos de educación del Estado de 2012 y al decreto-ley de medidas convalidado por el Congreso para que las comunidades autónomas puedan ahorrar más de 3.000 millones de euros en enseñanza, por lo que ha confiado en una huelga "mayoritaria" para el Gobierno sea consciente de que "tiene que cambiar" la política educativa.

El presidente de ANPE, Nicolás Fernández, ha indicado que todos los centros educativos estarán abiertos, al menos con el director, miembros del equipo directivo y varios servicios en funcionamiento. Ha lamentado que los servicios mínimos sean "tan restrictivos" para el ejercicio del derecho de huelga en la educación, pero también ha reconocido el de los padres y los alumnos a asistir a los centros escolares, al tiempo que ha augurado que "no habrá clase" si el seguimiento de la huelga es masivo.

Los servicios mínimos son distintos en cada comunidad autónoma y serán publicados por los Boletines Oficiales de cada autonomía.

Fernández ha asegurado que el aumento del máximo de alumnos por aula y el de las horas lectivas del profesorado, que está "desmoralizado y desconcertado", supondrá la "pérdida de numerosos interinos" y tendrá un efecto "devastador" en la escuela rural en los próximos años. Ha precisado que la movilización no es sólo contra la administración central, sino también contra las comunidades que han secundado las medidas de racionalización del gasto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento