Ana Botella
Ana Botella, en una imagen de archivo. Ayuntamiento de Madrid

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no cobraría el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia católica ni aun en el caso de que una reforma de la Ley de Hacienda Locales y del Concordato con la Santa Sede lo permitieran.

La razón es que el gobierno municipal "tiene en consideración la función social de la Iglesia, que en estos momentos de crisis se ha redoblado", ha dicho el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, en rueda de prensa tras la reunión semanal del ejecutivo municipal.

El gobierno municipal tiene en consideración la función social de la IglesiaEl vicealcalde, que ha sido preguntado en la rueda de prensa por el acuerdo adoptado por el ayuntamiento de la localidad madrileña de Alcalá de Henares en ese sentido, ha indicado que la exención del pago del IBI a los edificios de la Iglesia dedicados al culto supone menos de cinco millones de los 112 que suman las distintas exenciones de este impuesto.

Ha explicado que no solo los inmuebles de la Iglesia católica están exentos del IBI sino también los de las asociaciones confesionales no católicas reconocidas, los del Estado, las comunidades autónomas y entes locales, los destinados a seguridad, educación y defensa, las embajadas y consulados y los de la Cruz Roja, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Madrid.