Laredo
El edificio en Laredo donde una explosión de gas ha causado un incendio. (EFE)

Cinco personas murieron a consecuencia de la explosión de gas propano registrada a las 4.30 horas de la madrugada del jueves en el segundo piso del bloque de viviendas Jai Alai, en la zona del Ensanche de la localidad cántabra de Laredo, según la Delegación del Gobierno.

Estruendo, voces y gritos

"A las 4.20 oímos un estruendo enorme, como un trueno, y después voces y gritos (...), salí a la calle con mi nieta, y me puse a llorar", ha narrado una anciana que vive en el quinto piso del edificio siniestrado.

La zona donde se produjo el suceso sigue acordonada por la Policía y en las inmediaciones del edificio permanecen las dotaciones de bomberos y vehículos de emergencias así como numerosos curiosos.

La anciana ha aseñalado además que los fallecidos pertenecían a una familia de Bilbao "muy querida en la comunidad".

"Estábamos conmocionados porque pudiera haber muertos como efectivamente los ha habido", ha añadido.

Diez heridos

El siniestro, provocó diez heridos, cuatro de ellos en estado grave y que están ingresados en el Hospital de Cruces en Bilbao. Forman parte de una misma familia de origen vizcaíno.

El más grave es un niño de 4 años con quemaduras en el 50% de su cuerpo
El más grave es un niño de 4 años, R.C.B., que presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 49 por ciento de su cuerpo y que sufre daños por la inhalación de humos a los que quedó expuesto tras la explosión.

Además, otra niña de 8 años, que responde también a las iniciales R.C.B, tiene quemado el 35 por ciento del cuerpo y se encuentra en estado muy grave, tras empeorar su situación en las últimas horas.

Otras seis personas resultaron heridas leves y se encuentran ingresadas en el Hospital de Laredo, si bien la previsión es que mañana mismo sean dadas de alta.

Fuga imperceptible

El alcalde confirmó en Catalunya Radio que la explosión se ha producido por "una fuga de gas propano".

Se produjo en la cocina del segundo piso del inmueble.

Cabe decir que un escape de gas propano no es perceptible por el olfato humano y su mezcla con el aire en unos niveles determinados y en contacto con alguna chispa, como las causadas por un frigorífico o un mechero, hace que explosione, según han informado bomberos de la Comunidad de Madrid.

Santiago Ayala, instructor de Formación de bomberos de la Comunidad de Madrid, ha explicado que combustibles como el propano no huelen y, aunque en la recarga de los depósitos se suele incluir algún aditivo perceptible por el olfato humano, el mismo sería inapreciable mientras se duerme.

Por ello, el experto recomienda en los hogares el uso de detectores de gas y humos, como los avisadores acústicos capaces de despertar a las personas mientras duermen en caso de un escape.

Cuatro bilbaínos y una colombiana

Los cinco fallecidos son un matrimonio y su hija, una anciana, todos ellos de Bilbao, y una mujer que cuidaba de la persona mayor, de origen colombiano, según ha dicho el alcalde de Laredo, Santos Fernández, a Catalunya Radio.

Siento una pena inmensa. Es una tragedia humana terrible

"Siento una pena inmensa. Es una tragedia humana terrible. He visto salir hace poco un ataud del edificio y es todo muy triste", afirmó compungido el edil que convocó a las 10 de la mañana a la junta de portaveces en el Consistorio.

La zona donde se ha producido la explosión es una zona de segundas residencias de fines de semana y vacaciones que son ocupadas por "gente entrañablemente ligada a la ciudad", dijo su alcalde.

El ayuntamiento de Laredo ha organizado una oficina para realojar a los evacuados, la mayoría de ellos bilbaínos que pasaban sus vacaciones en la localidad cántabra.

Los cadáveres fueron encontrados en el tercer piso del edificio siniestrado, justo encima de la vivienda donde se produjo la explosión de gas, según el director general de Protección Civil de Cantabria, Juan José Rodríguez.

Los servicios de emergencia hallaron los cadáveres al revisar el interior del edificio para comprobar si el fuego estaba totalmente controlado.