La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha suscrito este miércoles con el subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el protocolo de colaboración con la Comandancia de la Guardia Civil de León para la realización de obras de conservación y mejora en las casas cuartel de la provincia, con una aportación de 200.000 euros.

Ambas entidades muestran así su interés por la mejora, remodelación y conservación de dichas infraestructuras ante el servicio público que prestan los agentes en aras al bien jurídico que protegen.

El plan de mejora de casas cuartel tiene como finalidad dignificar y adecuar las viviendas y espacio de trabajo para los guardias civiles y sus familias. El objetivo final es la permanencia de este cuerpo de seguridad del Estado en los pueblos leoneses, al posibilitar la residencia de los agentes en su lugar de trabajo.

La Institución provincial se compromete a financiar en 2012 las obras en las casas cuartel de Cababelos, Fabero, Carrizo y Bembibre. Las obras consisten en la sustitución de ventanas, rehabilitación de los garajes, oficinas de atención al ciudadano o adecuación de dependencias.

En los últimos años, como consecuencia de anteriores acuerdos firmados por la Diputación con la Subdelegación del Gobierno, se ha procedido al arreglo de 21 casas cuartel con una inversión de 800.000 euros.

Los municipios beneficiados han sido Cistierna, Cacabelos, Vegas del Condado, Boñar, Astorga, Valencia de Don Juan, La Robla, Carrizo de la Ribera, Gradefes, Puebla de Lillo, Benavides, Toreno, Puente Domingo Flórez, Bembibre, Pola de Gordón, Valderas, Matallana, Puebla de Lillo, Riaño, Astorga y La Magdalena.

Importancia para el medio rural

Isabel Carrasco ha destacado la importancia de la implantación de la Guardia Civil en el medio rural, ya que supone una garantía de servicio a la comunidad y seguridad para los leoneses que residen en los casi 1.240 pueblos de los 208 ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia.

Además, ha reconocido el trabajo de todos los miembros de la Guardia Civil en León, especialmente su colaboración permanente en lugares de interés como las estaciones invernales de San Isidro y Leitariegos, dependientes de la Diputación Provincial.

Al mismo tiempo, ha agradecido la labor realizada por el Grupo de Intervención de Montaña (GREIM) o el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), dada la aportación que su actividad supone para la seguridad y la conservación del medio ambiente.

Consulta aquí más noticias de León.