¿Por qué la prima de riesgo española está tan alta? ¿Corre peligro el país de ser rescatado?

  • La prima de riesgo española está en cifras históricas.
  • Los expertos creen que la situación de España y Grecia es "muy diferente".
  • "No habrá rescate inminente", pero "de seguir así lo habrá".
  • "De ser posible, se centraría en el sector financiero y sería más encubierto".
Imagen de recurso sobre la crisis y la dificultad de financiarse con la deuda.
Imagen de recurso sobre la crisis y la dificultad de financiarse con la deuda.
GTRES

La prima de riesgo española ha superado este miércoles durante unas horas la barrera de los 500 puntos básicos, algo que no ocurría desde noviembre del año pasado. Ese dato, provocado por la incertidumbre sobre Grecia y las dudas sobre la banca española, ha activado todas las alertas y despertado a no tan viejos fantasmas sobre el futuro económico de España y la Unión Europea (UE).

¿Qué significa que la prima de riesgo supere los 500?

La prima de riesgo, también conocida como 'riesgo país', es la diferencia entre el interés que se pide a la deuda emitida por un país cuyos activos tienen mayor riesgo respecto de otro libre de riesgo y con el mismo vencimiento.

Este indicador mide la diferencia entre el bono de deuda español a diez años y el mismo bono alemán, considerado universalmente como el más seguro.  Es decir, que a mayor diferencia, mayor es el sobrecoste que ha de pagar el país que emite la deuda para financiarse. Más allá de los meros números, la prima de riesgo nos dice el nivel de confianza que los mercados tienen en un país.

Que ese indicador ronde los 500 puntos significa que esa confianza es muy baja y que España tendrá que pagar intereses muy altos para financiarse —ese es el 'anzuelo' que se usa para conseguir que los inversores apuesten por los bonos de un país—.  Y eso, como es obvio, acrecenta uno de los múltiples problemas que vive la economía nacional: solo en intereses, España tendrá que pagar 30.000 millones de euros en este año.

Rebasar la barrera de los 500 puntos supuso para otros países iniciar el mecanismo de rescate, como ocurrió con Grecia (500 puntos), Portugal (517) e Irlanda (544). Ahora, se encuentran con cifras mucho más elevadas: Grecia, 2.745 puntos básicos; Portugal, 1.030 puntos; e Irlanda. 591.

España ya superó los 500 puntos básicos en noviembre del año pasado, pero al cierre nunca superó los 470 puntos en aquellos días. Un récord, el de cierre, que quedó pulverizado este martes 15 de mayo, cuando cerró en 487.

¿Por qué está ocurriendo?

La mayor parte de la razón de este 'rebote' de la prima de riesgo tiene su origen en Grecia, como foco de la crisis del Euro. Atenas ha vuelto a convocar elecciones después de que, tras los recientes comicios, nadie haya sido capaz de formar un Gobierno.  Las principales diferencias que han imposibilitado el acuerdo entre los partidos del primer país rescatado de la UE se referían a si cumplir o no las exigencias puestas desde Bruselas.

"Un movimiento especulativo está afectando la prima de riesgo española y a Europa en general: los mercados están descontando que Grecia va a salir del euro", explica Lorenzo Dávila, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, a 20minutos.es, y atacan a otras economías en riesgo, ante la lentitud de la Unión Europea (UE) de tomar decisiones.

Eso es lo que nos igualaría a, sin ir más lejos, Italia. Sin embargo, España está 50 puntos por encima del país transalpino —cuya prima también está subiendo quedándose en 435 puntos—.

"En parte, todo esto no tiene que ver con España, sino con la catástrofe en la que se está convirtiendo el euro, pero esos 50 puntos de diferencia con Italia se explican con el desastre de Bankia y los nuevos requerimientos para la banca española", analiza el catedrático de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid Luis Corchón.

A todo eso hay que sumar la situación de la economía real española está lejos de ser óptima: la demanda ha caído, el Estado no puede gastar porque está enfrascado en su reducción del déficit, el stock de viviendas heredado de la burbuja inmobiliaria no ha tenido salida, etc. La Bolsa, si la entendemos como un indicador de lo que valen las empresas representadas en el parqué, ha caído en estos cinco años de crisis de 14.000 puntos a menos de 7.000, por lo que se puede entender que las empresas españolas, en su conjunto, valen la mitad que antes de la crisis.

¿Qué riesgos hay?

"Esto es como la fiebre, no puedes tener una fiebre de 39 grados mucho tiempo porque acaba contigo. Por esa razón, no es asumible tener una prima de 450 puntos durante diez años", ejemplifica Corchón. El catedrático, al ser preguntado sobre la posibilidad de rescate, explica que podría hablarse del asunto cuando el indicador aguantara sobre 500 durante una semana.

"Los 400 puntos ya son cifras de no retorno", asegura el profesor Dávila, que explica que las compras de deuda por parte del BCE únicamente ganan tiempo mientras los problemas de fondo siguen ahí.  La situación de Grecia tardará al menos un mes más en aclararse —y eso si las elecciones ofrecen un resultado más nítido— y en España, los informes sobre los activos inmobiliarios tardarán al menos dos meses. "¿Tendremos ese tiempo antes de que ocurra algo?", se pregunta el profesor del Instituto de Estudios Bursátiles.

"No se va a rescatar a España de manera inmediata", afirma Dávila,"pero si la prima sigue subiendo llegará un momento en que la financiación resulte inasumible".

¿Qué implicaría un rescate en España?

"Si esto sigue así, habrá que rescatar a España. Pero podría ser que fuera imposible, imagínate lo que ha costado rescatar a Portugal e Irlanda, y  juntos no suponen tanto como España", explica el profesor Corchón. Según diversos analistas, la cantidad necesaria para rescatar España —algo que de momento nadie en Europa se plantea, al menos en público— podría desestabilizar la zona euro.

Un rescate implicaría, como se ha podido ver en otros países, que a cambio de la ayuda se impondría al país una serie de objetivos, seguramente draconianos.

Como el problema de España es la deuda privada y el déficit, un rescate se centraría "esencialmente" en el sector bancario, al que se ayudaría, pero también se sanearía y se obligaría a valorar sus activos a precios reales, lo que les generaría aún más déficit. "Seguramente, el BCE flexibilizaría los criterios, los bancos españoles accederían a dinero más barato, podría comprar bonos españoles... Y la cosa mejoraría un tiempo, porque si no se solucionan problemas como el del stock inmobiliario no acabaríamos de salir", explica Luis Corchón. "Además, sería un rescate mucho más encubierto que sus precedentes, apenas se publicitaría", explica este profesor.

Por supuesto, las medidas tendrían impacto en la economía real de a pie de los ciudadanos, como ya están teniendo las reformas que buscan encauzar el déficit.

¿Por qué se rescató a Grecia y a España no?

Grecia fue rescatada cuando su prima se encontraba en los 500 puntos, ¿y España? "No todas las situaciones son extrapolables", explica Lorenzo Dávila para explicar que ni la situación ni el momento son comparables. Para este economista "Grecia no tiene otra solución que salir del Euro".

El profesor Corchón, igualmente, cree que los problemas de Grecia y España "son muy diferentes". "El problema de España no es tanto la deuda pública, como la privada y el déficit", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento