Las dos asociaciones de vecinos afectadas por el traslado del rastrillo de Tetuán, que desde la guerra civil se celebra cada domingo en Marqués de Viana, se oponen a su reubicación en la avenida de Asturias a partir del 6 de febrero. La concejala del distrito, Dolores Navarro, confirmó ayer que el mercadillo, con 256 puestos, se muda al menos por año y medio, mientras duren las obras del túnel que unirá Sor Ángela de la Cruz con la M-30. El presidente de la asociación Berruguete-Rastrillo, Antonio Ortiz, no quiere perder «un elemento simbólico» del barrio y critica que se haya hecho de forma irregular. Carmen Pernía, de Ventilla-Almenara, teme «las molestias y la suciedad» que les llevará el mercadillo.