Rebekah Brooks
La ex consejera delegada de News International (NI) Rebekah Brooks. Andy Rain / EFE

Rebekah Brooks, exconsejera delegada de News International (NI), y su marido, Charlie Brooks, serán imputados por obstrucción a la justicia en relación con el escándalo de las escuchas, según anunció este martes la fiscalía.

Rebekah y Charlie Brooks, amigo del primer ministro David Cameron, fueron arrestados en marzo a raíz del espionaje periodístico del dominical británico News of the World, que ella dirigió, pero fueron puestos después en libertad.

La periodista era la mano derecha de Rupert Murdoch en el Reino Unido hasta que en julio de 2011 dimitió como consejera delegada de NI, rama británica del conglomerado mediático News Corporation, a causa de las escuchas ilegales practicadas durante años por el NoW a teléfonos de famosos y gente corriente.

Estos son los primeros cargos que se presentan desde que la policía reabrió el caso de las escuchas a comienzos de 2011, por el que la poderosa periodista, que en su día dirigió también el popular tabloide The Sun, podría acabar en la cárcel.

Hay suficientes pruebas para procesar y condenar a Rebekah y Charlie Brooks Junto a su marido, será imputada de tres cargos de obstrucción a la justicia por tratar supuestamente de esconder de la policía, en julio pasado, una serie de material que se encontraba en las oficinas de News International. La asesora legal de la fiscalía, Alison Levitt, aseguró que hay suficientes pruebas para procesar y condenar a Rebekah y Charlie Brooks, así como a otras cuatro personas.

Además de Brooks y su marido, la fiscalía presentará mismo cargos contra la secretaria de la periodista, Cheryl Carter; el jefe de seguridad de NI, Mark Hanna; el chófer de Brooks, Paul Edwards, y el asesor de seguridad de NI, Daryl Jorsling. Los seis comparecerán ante el tribunal de Westminster en Londres, donde se le presentarán formalmente los cargos y, de ser declarados culpables, podrían afrontar una pena de cárcel.