Aperitivos de Añavieja espera crecer en 2012 con el lanzamiento de nuevos productos de corteza y maíz

La empresa soriana Aperitivos de Añavieja espera crecer en facturación a lo largo de este año con el lanzamiento de nuevos productos relacionados con la corteza de cerdo y con el maíz. "Es una posibilidad", ha comentado en declaraciones a Europa Press el gerente de esta empresa, Emilio Zamora, que ha englobado a Añavieja en una fase de crecimiento, aunque "lenta", en la que aspiran a "crecer algo" también en 2012, a pesar de la crisis y de las dificultades de un mercado "saturado, lento y pesado".
Imagen De Los Aperitivos De Añavieja
Imagen De Los Aperitivos De Añavieja
AÑAVIEJA

La empresa soriana Aperitivos de Añavieja espera crecer en facturación a lo largo de este año con el lanzamiento de nuevos productos relacionados con la corteza de cerdo y con el maíz. "Es una posibilidad", ha comentado en declaraciones a Europa Press el gerente de esta empresa, Emilio Zamora, que ha englobado a Añavieja en una fase de crecimiento, aunque "lenta", en la que aspiran a "crecer algo" también en 2012, a pesar de la crisis y de las dificultades de un mercado "saturado, lento y pesado".

En concreto, la apuesta de Aperitivos de Añavieja para 2012 pasa por el lanzamiento de nuevos productos de corteza de cerdo, un alimento que ya sacó al mercado en su día en una apuesta por la tradición y por la "vieja usanza" —se parte del producto seco, colgado y macerado con sal, especies y pimentón— al que sumó un proyecto de I+D+i para conseguirlo.

Además, Aperitivos de Añavieja impulsará este año otro proyecto de I+D+i en campo relacionado con los sistemas de riego y de plantación para el lanzamiento de nuevos productos de maíz, un cereal más propio de otras climatologías que la empresa soriana trata de explotar mejor en su zona.

Aperitivos de Añavieja nació hace cerca de quince años de la mano del matrimonio formado por Emilio Zamora y Pilar García, descendiente, a su vez, de una familia soriana de agricultores y ganaderos de la que ha heredado la experiencia en el cultivo de la patata en un terreno que procede de una gran laguna que recibía las aguas de la cuenca de Añamaza y que fue desecada en 1858 cuando se crearon canales para encauzar las aguas.

Emilio Zamora ha significado su apuesta desde el inicio por la agricultura ecológica, "convencido" de que había "otra opción" para explotar "unas tierras muy buenas, negras y frondosas" en las que el contraste del clima de la Meseta favorecía el cultivo de "patatas de alta calidad", como demandaban entonces los "clásicos freidores" de Madrid y de Barcelona.

En 1998 la familia Zamora-García decidió aprovechar su materia prima para elaborar sus propias patatas fritas artesanales, un proceso de investigación en el que probaron con diferentes tipos de sartén, grosores de patata y temperaturas de aceite hasta que lograron crear las patatas fritas 'Artesanas de Añavieja' a base de aceite de oliva y no de girasol, como era habitual, ya que "era más caro" aunque consiguió un producto "estrella y gourmet".

Primeras patatas fritas ecológicas

Precisamente, el 'plan B' de la empresa se puso en marcha un año después con esa apuesta por la agricultura ecológica que permitió lanzar al mercado "las primeras patatas fritas ecológicas de España", un "proyecto innovador" que no tuvo competencia hasta cerca de cinco años después ante los requisitos que se necesitan para explotar este cultivo. "Nos adelantamos mucho a los tiempos", ha destacado Emilio Zamora, que ha reconocido que incluso tuvieron que explicar en su día qué era una patata ecológica, lo que les llevó a optar por la exportación, con participación en ferias Bio como las de Alemania.

Aperitivos de Añavieja ha formado una PIPE (Plan de Iniciación de Promoción Exterior) en ese objetivo de aprender a exportar al que ha sumado su constitución en un Consorcio de Exportación junto a otras cinco empresas sorianas, Montepinos, La Hoguera, Moreno Sáez y el vino de Castillejo de Robledo.

Con una facturación de 1,8 millones de euros, de los que el 18 por ciento llegan de la exportación y el resto del mercado nacional, Aperitivos de Añavieja ha conseguido mantener los resultados en estos años de crisis con esa perspectiva de crecimiento para 2012 con el lanzamiento de los nuevos productos.

Otros de los objetivos de la firma soriana, con una plantilla de 15 personas más las que contrata para el laboreo, es consolidarse en la exportación, donde ha abierto nicho de mercado en países de la zona Euro y Japón con contactos también en EE.UU y China, y potenciar su presencia en España, un mercado "muy complicado" donde apuesta por entrar en las grandes superficies tras conseguir cumplir las normas de seguridad alimentaria.

La empresa cosecha cada año unos 300.000 kilos de patata ecológica que dedica al cien por cien a su producción en esta línea y parte de los 1.200.000 kilos que precisa para patata convencional, con porcentajes del 20 y del 80 por ciento, respectivamente.

La producción de Aperitivos de Añavieja se distribuye entre tradicionales, con siete referencias como patatas fritas en aceite de oliva, patatas sin sal, patatas paprika, patatas provenzal, patatas palo y patatas chips además de las tradicionales cortezas de cerdo, y ecológicos o BIO con otras siete referencias, gran gourmet, patatas fritas en aceite de oliva, patatas fritas, patatas sin sal, patatas paprika, patatas provenzal y palomitas de maiz, productos estos cinco últimos que se fríen con aceite de girasol para ajustarse a la demanda exterior.

Adscrita al sello de calidad Tierra de Sabor, el gerente ha reconocido la aportación del corazón amarillo al sector de la agroalimentación, con especial atención al de la patata, ya que ayuda al consumidor a identificar estos alimentos con los productos de calidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento