Luis Lobon
El secretario autonómico de Turismo de la Generalitat Valenciana , Luis Lobon. EFE

El juez que instruye la pieza separada número 25 del 'caso Palma Arena' ha imputado a dos personas más en Valencia por los contratos entre el gobierno valenciano y el Instituto Nóos. Se trata de María Ángeles Mallent, la responsable jurídica de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y 'número dos' de Jorge Vela -exdirector general de esta institución-; y de Luis Lobón, secretario autonómico de Turismo y Proyectos Estratégicos de la Generalitat.
 
Sobre Mallent, el magistrado ha adoptado esta decisión después de tomarle declaración en Valencia en calidad de testigo. Tras el interrogatorio, las acusaciones y la Fiscalía han solicitado su imputación, algo a lo que el juez ha accedido.

Mientras, sobre Lobón, ha sido imputado por un supuesto delito de prevaricación. El juez instructor del 'caso Nóos', José Castro, también ha acordado la imputación de Lobón a petición de la acusación popular en Valencia, donde el secretario autonómico había sido llamado a comparecer en calidad de testigo en la pieza que investiga los contratos que reportaron más de tres millones de euros públicos al instituto presidido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

Son ya seis los valencianos que han sido imputados hasta el momento por el conocido como 'caso Nóos', cuatro de ellos altos cargos o relacionados con la Administración. Las primeras imputaciones recayeron sobre la exdirectora de gestión de CACSA entre los años 2003 y 2008, Elisa Maldonado; y los que fueran directores generales de la institución José Manuel Aguilar (2003-2005) y Jorge Vela, que lo reveló en el cargo hasta 2009. También está imputado el empresario valenciano Miguel Zorío.
 
Por otro lado, el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha asegurado que la fundación municipal Valencia Convention Bureau contrató con el Instituto Nóos para albergar una cumbre sobre turismo porque le parecía "una propuesta razonable" y que iba a traer a personalidades relevantes a la ciudad. Grau ha declarado también como testigo. Los eventos contratados tuvieron un impacto estimado en la ciudad de unos "4.000 millones de euros", según ha precisado el vicealcalde, quien considera que esos resultados son "calderilla" si se compara con lo invertido por la fundación municipal. Además, ha puntualizado que no recibió "órdenes" de nadie para contratar con Urdangarin: "Yo no tengo por costumbre recibir órdenes de nadie".

Consulta aquí más noticias de Valencia.