El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, ha asegurado que la propuesta para reformar la Ley Electoral que ha presentado el Partido Popular pretende permitir la entrada de nuevas opciones políticas en el Parlamento regional, como es el caso de IU y UPyD que están "en fase ascendente", tal y como han demostrado en los últimos comicios.

De este modo se ha pronunciado Tirado durante su intervención en la mesa redonda 'La Reforma Electoral en Castilla-La Mancha', en la que estudiantes de Derecho Electoral del campus de Toledo han presentado una propuesta de reforma de la Ley Electoral, que, entre otras cosas, recomienda que esta norma no sea modificada cada cuatro años por el Gobierno de turno.

En este foro de debate, en el que también ha participado el delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador, Tirado ha dicho que "comulga" con la propuesta que el Partido Popular ha presentado para reformar la Ley Electoral de la región y que aboga por que el incremento del arco parlamentario regional de 49 a 53 diputados tenga "coste cero".

Así, ha incidido en la necesidad de que este cambio en el régimen electoral castellano-manchega no suponga ni in euro a las arcas de la región, pues, según ha dicho "las leyes hay que verlas en su contexto y el actual es de crisis".

Además, el presidente de las Cortes ha matizado que, aunque se incremente en cuatro el número de diputados, el de Castilla-La Mancha seguiría siendo el parlamento menos numeroso y el que tiene el presupuesto más reducido, pues no supera los diez millones de euros.

Proporcional y justa

Así las cosas, Tirado ha asegurado que la propuesta para reformar la Ley Electoral que ha presentado el Grupo Popular es la más "proporcional y justa" y determinará que el partido que gane las elecciones gobierne la región.

El presidente de las Cortes ha defendido que la reforma que el PP quiere acometer, tal y como prometió en un su programa electoral, "no favorecerá la victoria de un partido ni de otro" y ha añadido que es "bastante ponderada", pues gana en proporcionalidad y respeta "la esencia de la democracia", haciendo que gane las provincias que tienen mayor peso de población.

Y es que, según ha manifestado, el PP no cree en la fórmula que el PSOE aprobó en 2007 "pues aunque fuese constitucional permitía al partido perdedor la gobernabilidad de la región". CONSENSO

De otro lado, en cuanto a la tramitación parlamentaria, Tirado ha recordado que el plazo para presentar enmiendas, que después serán debatidas en comisión, finaliza este viernes y se ha mostrado confiado en el que el Grupo Socialista las presente, a fin de mejorar el texto y, sobre todo, con el objetivo de "modificar el error que cometió aprobando la Ley Electoral del 2007".

Tras insistir en que en la aprobación de este reforma electoral debe primar el "espíritu de consenso", como el que rodeó la convalidación de la Ley de Emprendedores, ha asegurado que la reforma del Estatuto de Autonomía "es secundaria" pues en la actualidad hay otras prioridades.

Que gane el más votado

Por su parte, el delegado del Gobierno, que durante más de 20 años ha sido profesor de la Universidad regional, ha incidido también en que la Constitución y el Estatuto de Autonomía son los marcos a tener en cuenta a la hora de reformar la Ley Electoral.

Dicho esto, ha alabado la propuesta presentada por los 'populares' castellano-manchegos para reformar esta norma, que "evitará que el partido menos votado pueda optar al Gobierno de la región" y que reduce la diferencia de votos para conseguir un escaño.

Consulta aquí más noticias de Toledo.